Un hombre de 55 años ha muerto después de acudir a una 'fiesta del coronavirus' en Italia, donde intentó contraer la enfermedad para así poder obtener el pasaporte covid, que es obligatorio en muchas comunidades de España y en cada vez más países para poder realizar actividades de ocio y restauración.

El hombre falleció la semana pasada en Austria, después de haber contraído el coronavirus en una de esas fiestas que se realizó en la ciudad italiana de Bolzano, en Tirol del Sur. Además, después de acudir también a celebraciones similares en el país, otras tres personas se encuentran hospitalizadas, y dos de ellas ingresadas en cuidados intensivos.

Vuelven a saltar las alarmas por la nueva variante de coronavirus Ómicron Agencia ATLAS | EFE

La Fiscalía de Bolzano (norte de Italia) ha abierto una investigación sobre las llamadas corona fiestas, una práctica que se ha puesto de moda, sobre todo entre los jóvenes, para contagiarse del coronavirus con la intención de superar la enfermedad y poder obtener el certificado sanitario.

Se trata de fiestas privadas en las que al menos uno de los participantes es portador del virus y que se han puesto de moda en la región de Alto Adige, una de las que posee actualmente las cifras más altas de contagios del virus en la país y donde está muy arraigada la oposición a las vacunas entre la comunidad de lengua alemana, según los medios locales.

La intención de los participantes es contagiarse para superar la COVID-19, uno de los criterios -junto a la vacunación y la negatividad- para obtener el certificado sanitario y que en Italia es obligatorio para el trabajo y el ocio.

"En un local cerrado, con una persona positiva de la variante Delta se pueden infectar fácilmente entre 5 y 10 personas en una noche (...) Estamos hablando sobre todo de jóvenes que, preocupados por las posibles restricciones para quienes no tienen el 'Green Pass' (certificado sanitario) intentan así conseguir la inmunización", según Patrick Franzoni, vicecoordinador de la unidad de Covid en Bolzano.

En la zona circula el bulo de que los jóvenes pueden inmunizarse sin riesgos dejándose contagiar, dijo a los medios, al explicar "muchos están convencidos de que es sólo una gripe", pero "hay consecuencias a largo plazo y ellos también pueden terminar en el hospital".

De hecho, las corona fiestas han provocado, por el momento, la hospitalización de tres personas y dos de ellas están en Unidades de Cuidados Intensivos y la Fiscalía de Bolzano ha abierto una investigación, según el canal de información skytg24.

Esta práctica, extendida en Alemania y Austria, ha llegado incluso a involucrar a niños de escuelas primarias, cuyos padres antivacunas les llevan a reunirse con positivos de covid para desarrollar el contagio y la inmunización, reveló Franzoni.

Aunque todas las regiones del país están catalogadas como "zona blanca", sin restricciones por el coronavirus, las regiones del norte temen en breve un incremento de limitaciones debido al aumento de casos en Alto Adige, Friuli-Venecia-Julia, Veneto, Ligura y Valle de Aosta.

La situación ha llevado a los gobernadores regionales a pedir una reunión urgente con el Gobierno para estudiar la adopción de nuevas restricciones y entre ellos predominan los partidarios de que esas limitaciones afecten solo a los no vacunados o los que no dispongan del certificado sanitarios.