Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

La odisea de los turistas españoles atrapados en Marruecos por el cierre de fronteras

Las autoridades marroquís deciden suspender durante dos semanas todas las conexiones internacionales para blindar el país ante el avance de la variante ómicron

Turistas españoles atrapados en Marruecos por el cierre de fronteras tras la irrupción de la variante ómicron.

La suspensión de vuelos de entrada y salida de Marruecos ha dejado a los turistas con la misión casi imposible de intentar salir del país en 24 horas y muchos no lo han logrado. "Fue repentino, intentamos hablar con Iberia y nos dijo que no había ningún problema, pero finalmente han cancelado el vuelo", explica Javier, que tenía previsto volver a Madrid este martes, por ahora sigue en Marrakech a la espera de los vuelos de repatriación. Iberia ha anunciado a primera hora de la tarde que para facilitar el regreso de sus clientes operará vuelos desde Casablanca los días 2, 4, 7, 9 y 11 de diciembre. Aquellos interesados pueden contactar con la compañía en Marruecos (+212 520 426 053) o a través del 'call center' español (+34 91 523 6568)

El pasado domingo, el Gobierno del país magrebí decretó la suspensión de todos los vuelos a partir la medianoche de este lunes, y durante dos semanas, para intentar blindarse ante el avance de la última variante ómicron en unas nuevas restricciones que también incluyen la suspensión de las conexiones marítimas de pasajeros.

El cierre ha cogido por sorpresa a Javier en la turística ciudad marroquí, junto a un amigo de la universidad han recorrido la costa atlántica del país, un viaje de 10 días que no saben cuánto tiempo se va a alargar. No se descartan vuelos de repatriación, como sucedió en Semana Santa, cuando Marruecos también suspendió vuelos de un día para otro, pero todavía no hay confirmación por parte de la Embajada española.

Patricia y sus padres tenían previsto volver a Barcelona este martes: "Lo vimos por redes sociales, decían que la suspensión era solo de vuelos de entrada, la sorpresa nos la hemos llevado cuando este lunes en el hotel nos han dicho que también suspendían los vuelos de salida". "Hemos cambiado la excursión que teníamos para visitar el valle de Ourika (cerca de Marrakech) de este lunes para ir al aeropuerto". Explica que han intentado comprar un vuelo desde varios aeropuertos del país para volver antes pero que no ha sido posible.

Después de un primer comunicado oficial confuso en el que no especificaba si los vuelos para salir del país también se verían afectados, las autoridades lanzaron una segunda comunicación en la que clarificaron que todas las conexiones se verían afectadas.

Precios disparados

Pablo y Sara explican desde el aeropuerto de Casablanca que han pagado 715 euros para comprar dos plazas en uno de los últimos vuelos antes de la suspensión, lo hacen pocos minutos antes de embarcarse dirección a Málaga para pasar la noche y coger el AVE hasta Madrid, donde residen los dos.

"El anuncio nos ha pillado volviendo del desierto a Marrakech", aseguran antes de explicar que una vez se enteraron fueron al aeropuerto de la ciudad para intentar comprar un vuelo pero que todos estaban llenos. Finalmente lograron adquirir un billete para salir a las 22.30 horas del lunes de Casablanca.

Movidos por la desesperación, un grupo de unos 50 turistas españoles atrapados en el país alauí se ha presentado este martes por la mañana en el consulado en Marrakech para intentar desbloquear su situación.

La mayoría de los turistas que se han quedado varados en Marruecos se encuentran en Marrakech y Casablanca, aunque es muy pronto para saber cuántos visitantes españoles siguen en el país tras la suspensión. Muchos de ellos compraron un vuelo para salir el lunes ante la incertidumbre y el estrés provocado por el repentino anuncio.

Según datos oficiales, el 75% de la población de Marruecos ha recibido la segunda dosis de la vacuna, una de las cifras más elevadas del continente. Además, las autoridades han impuesto el pase sanitario obligatorio para acceder a establecimientos públicos o medios de transporte y ya han empezado a suministrar la tercera dosis a las personas mayores. Según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad actualmente hay cerca de 3.000 casos activos en el país y solo se ha registrado una defunción en las últimas 24 horas.

Compartir el artículo

stats