Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obituario

Fallece Luis Espina Cepeda, exdirector general de Radio Ecca

La comunidad Ecca asegura que “destacó por su profesionalidad, humanidad y por su pasión por la educación y comunicación” | Sucedió en el cargo a Francisco Villén Lucena

Luis Espina Cepeda.

El que fuera director general de Radio Ecca entre 1975 y 1992, Luis Espina Cepeda, ha fallecido. En el cargo sucedió a Francisco Villén Lucena. La comunidad Ecca lamenta la muerte del que ha sido uno de sus responsables, del que resalta que “destacó por su profesionalidad, humanidad y por su pasión por la educación y comunicación”.

El jesuita Lucas López, exdirector general de Ecca y destinado como “maestrillo” a ECCA Tenerife en 1989, recuerda que "fue un privilegio y una gozada trabajar con él y con el equipo de Tenerife”. López, que fue enviado a Paraguay con el cambio del milenio, rememora también que “las conversaciones entonces fueron intensas, como intensos y controvertidos fueron los encuentros” que culminaron con su retorno a Canarias y con su nombramiento por parte del Patronato de la Fundación ECCA como director general en 2003.

En aquella época Luis era presidente ejecutivo del Patronato de Ecca y le encomendó trabajar de mano de la directora María del Carmen Palmés, “maestra a la que debo tanto”.

“Junto a él me enseñó a servir a la Fundación y a la sociedad canaria y española como director general y jesuita”, afirma López.

Al año siguiente Luis Espina dejó de ser el superior de López y, desde entonces, “fue una presencia atenta y una voz más tranquila dispuesta a escuchar, compartir su experiencia y acompañar la labor de Ecca”.

López añade que “incluso después del ictus que lo postró y lo llevó a nuestra residencia de Málaga, Luis siempre estuvo dispuesto a escuchar y a sugerir”.

El jesuita ha recibido la noticia del fallecimiento de su compañero “con un agradecimiento que incorpora también las diferencias en la mirada sobre la misión y la vida a la que se nos llama”. Añade que “en la fe, sé que el Misterio de Dios lo acoge y le da una vida que, de un modo u otro, seguirá siendo contagiosa para quienes ahora tienen la misión de servir en Ecca a una sociedad diferente y que, probablemente como nunca, necesita de la formación para afrontar las brechas y conflictos de nuestro mundo. Que el Dios libertador del Nazareno te acoja, compañero. Que no dejes de ser aliento y sabiduría para quienes seguimos caminando en esta historia. Amén.

Compartir el artículo

stats