Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bomberos recaudan dinero para que mil palmeros sigan sus estudios

Un almanaque solidario editado por los cuerpos de emergencias recoge fotografías y poemas

Los bomberos recaudan dinero para que mil palmeros sigan sus estudios

De regreso a casa en uno de los tantos viajes en barco a La Palma, un grupo de bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria y del municipio de San Bartolomé de Tirajana concluyeron que aún podían hacer «algo más» por las víctimas de la erupción volcánica y, sin pensarlo mucho, se lanzaron a la aventura de editar un calendario solidario para recaudar fondos, que en este caso se destinarán a los jóvenes palmeros que tendrán dificultades para continuar sus estudios en la propia isla o en las universidades del Archipiélago o la Península.

El almanaque incluye una veintena de imágenes cedidas por los fotógrafos profesionales que han pasado por La Palma en los últimos dos meses, los vigilantes del volcán y los propios bomberos grancanarios, como la realizada por Rayco Trujillo durante el desmontaje de la cruz y la campana de la iglesia de La Laguna.

Además de las fotos más icónicas del volcán y de la evacuación de los vecinos, cada mes del calendario incluye un texto de poetas de las islas. Dos de ellas, Dunia Sánchez y Rosario Valcárcel asistieron este miércoles a la presentación del almanaque por parte del presidente del Cabildo, Antonio Morales, y por el portavoz de los bomberos de San Bartolomé, Santiago Mejías.

Cada calendario se puede adquirir al precio de 10 euros en varios puntos de venta de Gran Canaria, como la calle Triana, centros comerciales o librerías, y también en establecimientos de La Palma.

«Elegimos destinar la ayuda a los estudiantes porque lo que necesitará La Palma en el futuro son jóvenes cualificados y bien formados», explicó Mejías, quien detalló que pese a los esfuerzos que realizaron los bomberos de Gran Canaria en los peores momentos de la erupción, cada vez que volvían a descansar tenían en su pensamiento que se podía hacer algo más. A ello contribuyó «el cariño» que recibieron de los palmeros durante su estancia. Según cálculos de las dos universidades públicas, unos mil tendrán dificultades para continuar sus estudios.

Compartir el artículo

stats