Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

La expansión de la ómicron obliga a limitar los comensales en Navidad

Récord de contagios en las Islas: 1.482 casos | Tenerife y Gran Canaria, grupos de seis personas | Sanidad pedirá implantar el pasaporte covid obligatorio

Una pareja camina por el paseo marítimo de Santa Cruz de Tenerife. | Delia Padrón

En tan solo una semana los casos se han disparado en el Archipiélago como nunca antes lo habían hecho en los casi dos años de pandemia. Quien parece estar detrás de esta aumento desorbitado es, entre otras posibles circunstancias, la variante ómicron, cuya expansión por las Islas, especialmente por Tenerife, está «preocupando mucho» al Gobierno de Canarias. Esta circunstancia, unida a los datos de la pandemia –que vuelven a batir récords por segundo día consecutivo–, ha obligado al Ejecutivo a limitar a 6 el número de comensales que podrán estar juntos en Navidad tanto en Gran Canaria como en Tenerife.

Esta semana se han detectado 78 casos de variante ómicron registrados en Canarias tras la secuenciación de las muestras correspondientes, de los que 65 corresponden a muestras de Tenerife, 12 de Gran Canaria y una de La Palma. Con estos datos, se sospecha que la variante ya supone el 21,2% de los casos en Tenerife y un 4% en Gran Canaria. El resto corresponde a variante Delta.

3%

de hospitalizaciones

  • El 3% de los casos activos en el Archipiélago se encuentran hospitalizados, lo que supone una cifra similar a la de la ola de verano. Antes de la vacuna, el porcentaje se encontraba en el 5%

Pero este no es el único motivo. El Consejo de Gobierno, a raíz del análisis de Salud Pública, ha llegado a la conclusión de que hay hasta tres circunstancias más que han facilitado que el virus se disemine con más facilidad que en otros momentos de la pandemia. La fecha clave fue el puente de diciembre. «Hasta ese momento veíamos cómo la incidencia bajaba», explicó el viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, quien destacó que, los casos empezaron a incrementarse tan solo cinco días después. Los contagios en ese momento exacto se produjeron «debido a un incremento de movilidad y del ocio» al que se unieron varios eventos masivos que acabaron por convertirse en episodios supercontagiadores.

Entre ellos, se encuentra el ya conocido brote de la discoteca Habama, en el sur de Tenerife, al que asistieron un total de 1.500 jóvenes –aunque no todos coincidieron al mismo tiempo– del que ya se contabilizan 69 casos. Sanidad confirmó ayer, además, que en este brote estuvo implicada la variante ómicron.

1.482

casos en 24 horas

  • Canarias registró ayer 1.482 casos en tan solo un día. Del total de casos, el 67% corresponden a Tenerife, que suma 1.000. Gran Canaria añade 342 positivos nuevos y crece un 50%

La fatiga pandémica también ha contribuido a maximizar los contagios. «Hay una mayor relajación debido al hartazgo de una población que lleva mucho tiempo actuando de forma responsable», indicó Olivera. Pero como insistió, no es el momento de bajar la guardia. «Es importante que, en un momento como este, no rebajemos la tensión», insistió.

En última instancia están los niveles de vacunación, dado que coincide la baja tasa de protección con pauta completa con los grupos de población con incidencias mayores (en los grupos de 20 a 49 años). Los jóvenes de 20 a 29 años –que son los que acumulan más contagios en las últimas jornadas– tan solo están vacunados al 58,73% con dos dosis, el porcentaje más bajo de toda Canarias (sin contar a los niños). En jóvenes adultos de 30 a 39 años, la situación no es mucho mejor, pues tan solo el 63,83% está vacunado con pauta completa.

Pese a la gran capacidad de expansión que está mostrando la variante, Antonio Olivera, viceconsejero de Presidencia, remarcó que «sus consecuencias en la morbilidad no son tantas». Aproximadamente el 3% de las personas contagiadas (es decir, de los casos activos) se encuentran ingresadas en algún tipo de cama hospitalaria. Un porcentaje similar a la que se constató con la expansión de la variante Delta durante el verano y mucho menor que el que hubo durante las navidades pasadas, que alcanzaba el 5% de los casos activos.

30%

foros interiores

  • Los aforos se reducen al 50% en interiores y al 30% en interiores. Menos en la hostelería, donde podrán permanecer al 75% en exteriores y se reducirán al 40% en interiores. 

En términos absolutos, a día de hoy, este porcentaje corresponde a las 321 personas hospitalizadas, de las que 58 se encuentran en estado crítico en la UCI. Pero como alertó Olivera esto no significa que los hospitales no puedan volver a saturarse. «Cuánto más crezcan los contagios, más probabilidad hay para que lleguen a personas vulnerables y crezcan esos ingresos», alertó. Cabe remarcar que, en verano, pese al menor porcentaje de personas ingresadas con respecto al número de casos activos, la saturación en los hospitales canarios fue de las más altas de toda la pandemia con un máximo de 589 pacientes ingresados al mismo tiempo y hasta 102 en UCI.

Las fiestas en semáforo rojo

Y así es cómo Tenerife y Gran Canaria han acabado en nivel 3 tan solo una semana antes de Navidad. Estas restricciones, que se imponen en ambas islas después de más de tres meses de una práctica total libertad, entrarán en vigor esta misma noche. Bajo las restricciones de este nuevo semáforo de riesgo, la población de estas islas solo podrá reunirse con un máximo de 6 personas, se decretará el cierre de los locales a las 2:00 de la mañana y se reducirán los aforos al 50% en exteriores y al 30% en interiores –a excepción de la hostelería, donde permanecerán al 75% en exteriores y se limitará al 40% en interiores–. En este nivel también se recomienda aplazar los eventos multitudinarios y solo se permitirá llevar a cabo aquellos que congreguen menos de 1.000 asistentes.

Además de estas medidas, la Consejería de Sanidad quiere implantar el certificado covid obligatorio en algunos locales o eventos en los que haya más riesgo de contagio. De imponerse (requiere la ratificación judicial), Olivera ve «probable» que dejen de aplicarse los incentivos que se habían propuesto para aquellas actividades que decidieran pedirlo voluntariamente. «Parece lógico y razonable que ya no apliquen estas mejoras», insistió Olivera, quien, no obstante, indicó que es necesario que el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, lo establezca en sus medidas. En lo que compete a la Consejería de Educación, se ha propuesto suspender todas las fiestas escolares navideñas, sin embargo, se mantendrá la actividad lectiva. «Hemos atestiguado que es más positivo mantener las clases porque las aulas son seguras y, si las suspendemos, la alternativa puede causar más contagios», insistió. El Gobierno también ha decidido pasar a nivel 2 a La Palma y mantener el nivel 3 en Fuerteventura. El resto de islas se mantiene en el 1.

Tenerife es la isla más afectada por este incremento exponencial de los contagios, llegando a acumular en el día de ayer el 67% del total de casos diagnosticados en las Islas. En esta isla –que ayer sumó 1.000 nuevos casos–, los positivos semanales se han triplicado con respecto a la semana del puente. Este incremento en la isla arrastra los datos de Canarias, que ayer batió de nuevo su récord al sumar 1.482 casos nuevos. Gran Canaria también incrementa un 52% sus contagios con respecto a la semana anterior, lo que supone un incremento rápido, aunque menos exponencial que el de Tenerife.

Compartir el artículo

stats