Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Erupción en La Palma

A cinco días del fin de la pesadilla

El volcán de Cumbre Vieja, cuya erupción cumple tres meses, mantiene los signos de agotamiento | Habrá que esperar al Día de Navidad para dar por concluido el proceso

Las cifras del volcán en La Palma tres meses después de su erupción

Las cifras del volcán en La Palma tres meses después de su erupción

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las cifras del volcán en La Palma tres meses después de su erupción Almudena Cruz

La erupción del volcán de Cumbre Vieja cumplió ayer tres meses en medio de un proceso de «agotamiento» progresivo, según los científicos. No obstante, para poder asegurar que el proceso eruptivo que dio comienzo el 19 de septiembre pasado está finalizado, los datos registrados y observables de los últimos días deben mantenerse en los niveles actuales durante seis días más. Este plazo expirará precisamente el próximo sábado, día de Navidad.

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) explicó que el volcán «continúa mostrando signos de debilitamiento del proceso eruptivo. No obstante, la situación legal de emergencia persiste». De hecho, ayer fue significativa la presencia de gases «remanentes» en la zona de La Bombilla, Puerto Naos y El Remo. Esta situación impidió que vecinos y regantes pudieran acceder a la zona. Asimismo, también se detectaron «remanentes lávicos en las coladas».

Mientras, la emisión visible de gases volcánicos continua siendo «puntual y esporádica» y se concentra en los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. Tampoco se han producido movimientos sísmicos importantes. El número de sismos, que además son de baja magnitud, está «en niveles muy bajos», según los expertos. La emisión de dióxido de azufre se mantiene también en niveles muy bajos. Con todo, las conclusiones de los científicos apuntan a que no es «descartable un nuevo repunte de actividad estromboliana y de emisión de coladas».

Durante estos tres meses de erupción en la isla de La Palma, se estima que la lava ha afectado a unas 3.216 construcciones, de las que 2.988 estarían destruidas en su totalidad y 138 parcialmente, según los datos los datos del satélite del programa Copernicus. El volcán ha provocado la evacuación de unas 7.000 personas, de las que 2.329 tenían sus viviendas y terrenos entre las 1.218,87 hectáreas de terreno en un perímetro de 68,9 kilómetros que ha arrasado la lava en la Isla Bonita.

En la actualidad, el número de personas albergadas en hoteles es de 556. De ellas, 390 se encuentran en Fuencaliente, 73 en Los Llanos de Aridane y 93 en Breña Baja, mientras que se mantiene en 43 el número de personas dependientes alojadas en centros sociosanitarios. Las donaciones a los afectados ascienden ya a los 16 millones de euros.

Mientras, el director técnico del Pevolca, Rubén Fernández –en sustitución temporal de Miguel Ángel Morcuende– recordó ayer a los afectados que no deben acceder solos a sus viviendas y que no se acerquen al área de las coladas, ya que el terreno en estas zonas se mantiene a muy altas temperaturas. Asimismo, la apertura de nuevos jameos se produce de forma diaria y aún existen coladas en los tubos lávicos.

Compartir el artículo

stats