En pocas ocasiones es posible prever un acontecimiento que marcará un antes y un después en la isla. Sin embargo, La Fábrica de Hielo Residencial es la excepción a este hecho, pues serán dos las torres alzadas sobre el distrito de Puerto-Canteras y que se convertirán en el primer skyline residencial de lujo en Gran Canaria. Este proyecto acerca los más altos estándares de calidad, lujo y servicios a un amplio público, gracias a los precios logrados por operar en régimen de cooperativa.

Fábrica de Hielo: La manera de tocar el cielo

Serán 9 y 18 plantas, respectivamente, las que conformarán esta obra pionera a nivel insular. Desde el exterior podrá admirarse el cuidado diseño labrado por los arquitectos, Valeriano Mora y su equipo, logrando que este residencial sea entrada a la ciudad a través del puerto. En su interior -con más de 1.400 metros cuadrados en zonas comunes- los residentes dispondrán de apacibles jardines, piscina situada en la tercera planta del complejo, solarium, entre otros servicios.

Asimismo, esta iniciativa está concienciada tanto con el medio ambiente como con las carteras de sus inquilinos. Por ello, el trabajo de los ingenieros en este proyecto hará posible el uso de las aguas de la zona para el aprovechamiento energético. A través de la geotermia será posible una reducción del gasto en climatización en ambas torres y, con ello, cuidar el entorno de Gran Canaria.

La idea desde un principio estaba clara: crear un complejo residencial de la más alta calidad a todos los niveles con un precio accesible. Esto se ha materializado a través de la colaboración entre la consultora Senior Sur -que cuenta con multitud de proyectos a su espalda- y la marca de renombre insular Covicanarias.

Fábrica de Hielo: La manera de tocar el cielo

El régimen de cooperativa en el que se cimenta La Fábrica de Hielo Residencial permite a sus socios adquirir viviendas con el mejor precio posible en el mercado, gracias a la eliminación del margen promotor y, por tanto, a precio de coste. Así se logra también un trato más personal y cercano con cada uno de los residentes, haciéndoles partícipes de todos los avances y noticias, así como en la toma de decisiones.

Este trato personalizado pasa por el asesoramiento exclusivo de arquitectos interioristas. Ellos estarán a la disposición de los propietarios para que los apartamentos dispongan del lujo de vivir por todo lo alto sin alejarse del calor de un hogar.

Los socios de La Fábrica de Hielo Residencial han sido invitados a la primera asamblea general, que tendrá lugar a principios de 2022 para que conozcan todos los detalles de este proyecto y aporten sus sugerencias.

La ubicación, junto a la Plaza Belén María, permite que La Fábrica de Hielo Residencial disponga de unas vistas inigualables al muelle deportivo y un acceso directo a la Avenida Juan Rodríguez Doreste. Con ello, este proyecto pretende convertirse en la puerta de entrada a un movimiento dinamizador de esta zona tan representativa en la historia de Gran Canaria.

En esta línea, la localización de los apartamentos hace posible que el lujo se una a la comodidad. Así, los servicios de uso diario como supermercados, institutos, centro de salud, farmacias, comisaría o transporte público están situados a escasos minutos a pie nada más salir del complejo residencial. Sin dejar de lado el ocio, con el Aquarium Poema del Mar, el Centro Comercial El Muelle, la Playa de las Canteras o el Castillo de la Luz, ubicados también en sus cercanías más inmediatas.

Las dos torres localizadas junto a la Comisaría de Policía Distrito Norte ya disponen de licencia de obras. Por otra parte, los promotores están tramitando el préstamo promotor con La CaixaBank, entidad que ya ha financiado otras acciones en régimen de cooperativa y conoce al milímetro la operativa.

De esta manera se apuntalan las tres aristas vitales: La económica, la garantía de las cantidades entregadas y la viabilidad de los proyectos. Y, con ello, ya ha comenzado la cuenta atrás para que los socios de La Fábrica de Hielo Residencial comiencen a disfrutar de sus nuevos hogares.