Mercadona tiene a disposición de sus clientes en Portugal los test de antígenos por 2,10 euros el kit, algo que no puede hacer en España debido a la legislación vigente. En España, solamente pueden ser vendidos en las farmacias.

Ante esta situación, un usuario ha preguntado en Twitter a la compañía por la venta de estos test de antígenos en Portugal: "¿Está previsto que en España estén en las tiendas próximamente?". Mercadona respondía a la pregunta aclarando que vende estas pruebas de autodiagnóstico de Sars-CoV-2 en Portugal porque allí lo permite la legislación.

"En Portugal la legislación permite su venta en supermercados mientras que en España, su venta se encuentra autorizada de forma exclusiva en Farmacias, por lo que no podemos ofrecerte este producto en nuestro surtido".

Control en el precio de venta

La alta demanda de los test de antígenos de cara a la Navidad provocó que muchas farmacias se quedaran sin stock y, ante la ardua tarea de conseguirlos, también se dispararon los precios.

Según el Consejo General de Enfermería de España entre una farmacia y otra puede haber una diferencia de más de diez euros por venta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado recientemente que el Gobierno actuará sobre los precios de los test de antígenos.

Ómicron dispara los precios de los test de antígenos y subleva a los usuarios

micron ha disparado como nunca los casos de covid-19. Ante la avalancha de infecciones son muchos los que, incapaces de encontrar cita en los ya saturados ambulatorios, recurren a los test de antígenos para saber si se han infectado. En el último mes, en plenas fiestas de Navidadla demanda de estas pruebas diagnósticas en España se ha multiplicado exponencialmente y, así, también lo han hecho sus precios de venta al público. Los usuarios denuncian que los mismos kits de diagnóstico que hace unos meses podían adquirirse por poco más de tres euros ahora, si se encuentran, superan los 10 euros. Expertos y entidades de consumidores, por su parte, alertan de que se está “especulando con la salud de las personas con covid-19" y reclaman una regulación de los precios de estos productos ahora esenciales.

En pleno auge de la demanda de tests de antígenos, el Consejo General de Enfermería (CGE) ha pedido al Gobierno que limite el precio de venta de los test de antígenos, "como ya se hizo con las mascarillas", para evitar la "especulación con la salud de las personas". "Que existen diferencias de más de 10 euros entre unos establecimientos y otros ocasiona una injusticia enorme para toda la sociedad", afirma la organización colegial. Jaume Padrós, presidente del Consell de Colegio de Médicos de Cataluña, también se ha pronunciado a favor de fijar un límite de precio para que la venta de estas pruebas diagnósticas sea "asequible".

Según un análisis realizado recientemente por la asociación de consumidores Facua, la venta de estas pruebas diagnósticas ha pasado por varias etapas de desabastecimiento y de inflación de los precios. El coste de los tests, denuncia la entidad, varía hasta un 102% en función de la farmacia y en muchos casos supera los diez euros la unidad. En estos momentos, pues, "una familia de cuatro miembros tiene que invertir hasta 40 euros cada vez que tengan que realizarse estos test". Sobre todo ahora que, según explican los expertos, los contagios están desbocados.

En España, el precio de los autotests no está regulado (como tampoco lo está el precio de las PCR y otras pruebas diagnósticas sobre coronavirus que se realizan en laboratorio). El Ministerio de Sanidad dejó esta cuestión en manos de las autonomías, que son las que tienen la última palabra en materia sanitaria. En Cataluña, varios partidos políticos se han pronunciado a favor de abrir el debate sobre esta regulación de precios. En Valencia, Galicia y Baleares también han surgido voces favorables a pactar un techo máximo para la venta de estos productos sanitarios. "Los precios de los test de antígenos no pueden fluctuar como si fuera la bolsa", ha declarado hace unos días Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso.

En países como Reino Unido, los tests de antígenos pueden conseguirse de manera gratuita. En Francia y Alemania, el precio de venta de estos productos está limitado a un máximo de tres euros. En Estados Unidos, el coste de estos kits no está regulado pero, aun así, Biden prometió que el país repartiría hasta 500 millones de tests gratuitos a sus ciudadanos. Así explican los corresponsales de El Periódico la situación de los tests de antígenos en el mundo.