Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

La sexta ola del coronavirus «estrangula» la Atención Primaria en Canarias

Algunos profesionales han tenido que atender a 96 pacientes al día | Sanidad admite que está luchando para «evitar el colapso»

Dos transeúntes atraviesan un parque de la capital tinerfeña. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

«Nos preocupa la tremenda saturación que se está produciendo en la Atención Primaria». Ese fue el resumen, abreviado aunque extremadamente preocupante, que hizo el pasado lunes Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, para explicar el tapón que está generando la sexta ola de coronavirus en las Islas. Solo 24 horas después, la presidenta de la Asociación de Atención Primaria de Canarias (Amapcan), Ana Joyanes, habló en unos términos similares sobre un conflicto que está erosionando un servicio que en estos instantes está «desbordado» por el avance imparable de la pandemia.

A pesar de las medidas activadas desde la Consejería de Sanidad para impedir el colapso, la más reciente la autorización para emitir el certificado covid en las farmacias, el atasco en Atención Primaria es un hecho real. «Si el sistema no ha colapsado aún, lo hará en breve. La situación es muy asfixiante», subraya la doctora Joyanes sin apartar su mirada de un problema que no es nuevo. «Sufrir una saturación un día ya es una catástrofe, pero cuando esto se repite semana tras semanas y los meses empiezan a caer solo podemos hablar de un caos».

Entre 60 y 70 pacientes diarios, e incluso 96 en los picos más elevados, atendidos en una sola consulta suponen «unas cargas de trabajo inasumibles» por parte de un colectivo que entiende «el miedo y, sobre todo, el grado de desesperación» de unos ciudadanos que, según la portavoz de Amipcan, deberían disponer de una información más clara y directa de la que están recibiendo.

Ana Joyanes asevera que al personal destinado en Atención Primaria «no solo le faltan las fuerzas sino que escasean los recursos y, por lo tanto, trabaja bajo una presión que no es buena ni para el colectivo ni para los pacientes», enumera en uno de los intervalos de una conversación en la que acaba confesando que «estamos siendo devorados por la presión asistencial que ha originado el estallido de la variante ómicron».

Sanidad, por su parte, admite estar atravesando por un ciclo difícil pero, a su vez, defiende que está haciendo «todo lo posible» para evitar un colapso. El refuerzo de servicios sanitarios e incrementar la información a los ciudadanos –además de la tramitación de certificados covid en farmacias– son medidas dirigidas a descongestionar la alta movilidad de pacientes en la mayoría de los centros de salud del Archipiélago, algo que califican «como preocupante».

Desde la Consejería no se oculta que la situación en los centros de salud es «preocupante»

decoration

El uso descontrolado que hacen las personas de las citas de Atención Primaria es, sin duda, el mayor inconveniente al que se están enfrentando los sanitarios. En estos momentos, siete de cada diez consultas están relacionadas con la pandemia. «Recibidos llamadas de posibles positivos, de síntomas que pueden estar conectados con el virus, el control de un contagio o la tramitación de una baja laboral», cuenta la doctora Joyanes antes de apuntar que «es importante que la población tenga muy claro lo que tiene que hacer y lo que no puede hacer... En este punto están localizadas la mayoría de las incidencias que colapsan la Atención Primaria en las Islas».

La atención primaria se desborda ante la explosión de contagios Video: Agencia Atlas | Foto: EFE

«Directrices claras»

La doctora Joyanes considera que unas «directrices más claras» y eliminar los cuantiosos trámites burocráticos (que a su juicio no son valorados por todos los pacientes) a los que se enfrenta un especialista de Atención Primaria en el día a día están «asfixiando» el servicio desde hace más de un año.

«No hay manos ni cabeza para aguantar el ritmo de tener que valorar a 60 o 70 pacientes diarios. Sobre todo, cuando te encuentras con casos en los que hay que realizar una prueba de antígenos, esperar al resultado y marcar la pauta de un aislamiento», reconoce la especialista en referencia a la tensión a la que están sometidos sus compañeros. Y es que sin dejar de lado la gran angustia, el desconocimiento y el miedo que preside una conversación en la que el covid-19 es el único protagonista, la portavoz de la Asociación de Atención Primaria de Canarias asegura que «esto no se termina diagnosticando un positivo, sino que hay que ir un poco más allá para ver si se trata de un brote y valorar cuáles son las principales complicaciones (historial médico) que podría tener una persona con coronavirus».

El hecho de que los pacientes no puedan moverse con libertad en un centro de salud –antes de la pandemia era algo común y hasta rutinario– es un factor que, en opinión de Ana Joyanes, está propiciando un nerviosismo que en ocasiones rozar la violencia física o verbal. «La tensión va en aumento y solo hay esperar unos minutos en la puerta de un centro de salud para ver cómo algunas personas gesticulan o insulta en presencia de un vigilante, un celador, un administrativo, un enfermero o un médico... Los niveles de irritabilidad se incrementan a medida que los contagios suben», concluye la doctora.

IC critica los contratos


Intersindical Canaria acusa al Servicio Canario de Salud (SCS) contrata a sanitarios por días sueltos y semanas. Según IC, esta situación precaria se ha mantenido durante años y es una práctica habitual de los servicios de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad en las diferentes gerencias del SCS. El sindicato lamenta que la sanidad canaria se haya mantenido «en precario» durante décadas y que tras la última crisis de 2008 «se perdieron 4.000 puestos de trabajo en el ámbito del SCS, una situación que se mantuvo hasta la llegada de la pandemia con plantillas absolutamente mermadas y profesionales muy desgastados». | E.D.

Compartir el artículo

stats