Álvaro y Sylvia Fernández, una pareja del sur de California, en Estados Unidos, ha muerto con solo unas horas de diferencia tras contagiarse de coronavirus

La familia de la pareja asegura que ninguno de los dos se había vacunado ya que dudaban de la eficacia de las vacunas y querían esperar a que hubiese más investigación sobre ellas. Sin embargo, no llegaron a tiempo, ya que el pasado 19 de diciembre ambos fallecieron.

Álvaro, de 44 años, y Sylvia, de 42, comenzaron a desarrollar síntomas compatibles del coronavirus unos días antes. Ambos dieron positivo y solo unos días después murieron por complicaciones derivadas del virus. 

La pareja llevaba casada 25 años y fruto de su relación tenían cuatro hijos, entre ellos dos mellizos de 17 años. El hombre tenía problemas de salud subyacentes como la diabetes, según explicó a SkyNews un familiar. 

La familia de la pareja pide a la población que se vacune del coronavirus

La trágica muerte de esta pareja ha servido a la familia para concienciarse sobre la importancia de la vacuna del coronavirus. Así, ahora quieren aprovechar su situación para dar ejemplo al resto de personas y poder concienciar a esa parte de la sociedad que todavía duda de la necesidad de las vacunas.

"Esto es una especie de revelación para todos los miembros de mi familia de que quien no esté vacunado definitivamente debería recibir sus vacunas", asegura la hermana del fallecido.

La familia ha iniciado una recaudación de fondos para ayudar a mantener a los hijos de los fallecidos.

Estados Unidos reduce de 10 a 5 días el periodo de cuarentena

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han anunciado este lunes la reducción de 10 a 5 los días de aislamiento necesarios para pacientes que hayan dado positivo por coronavirus.

Tras estos cinco días de aislamiento, se debe utilizar mascarilla durante cinco días más siempre que estén cerca de otras personas. Los CDC argumentan que los datos apuntan a que la mayoría de los contagios se producen en el día o los dos días anteriores a mostrar síntomas y los dos o tres días siguientes.

Además, las nuevas recomendaciones cambian los periodos de aislamientos para contactos: quienes no estén vacunados o no se hayan puesto la tercera dosis guardarán cinco días de aislamiento y después utilizarán mascarilla cinco días más. Si el aislamiento no es posible, deberá utilizar una mascarilla bien ajustada tipo N95 durante diez días tras el contacto.

Quienes hayan recibido la dosis de refuerzo no tendrán que guardar cuarentena tras un contacto, pero sí deberán utilizar mascarilla durante diez días. Si hay síntomas, se deberán aislar hasta que den negativo en un test.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha insistido en que la situación de la pandemia de COVID-19 "no es como en marzo de 2020", ya que ahora "estamos preparados y sabemos lo que se necesita para salvar vidas, proteger a las personas y mantener abiertas las escuelas y las empresas", ha dicho en una reunión telemática con la Asociación Nacional de Gobernadores.

"Ómicron es motivo de preocupación, pero no debería ser motivo de pánico. Si estás completamente vacunado y recibes tu vacuna de refuerzo, estás altamente protegido. Si no estás vacunado, corres un alto riesgo de enfermar gravemente por COVID-19, ser hospitalizado y, en casos raros, incluso morir", ha subrayado el mandatario estadounidense, tal y como recoge un comunicado de la Casa Blanca.

Biden ha añadido que se han cuadruplicado las farmacias que ofrecen pruebas gratuitas contra la COVID-19, siendo más de 20.000 lugares donde los ciudadanos estadounidenses pueden comprarse estos test y, en muchos casos, reservar cita en línea para minimizar la espera.

Asimismo, ha dicho que se ha pasado de 46 millones de pruebas de venta libre contra el virus a casi 200 millones en diciembre, unos datos que ha reiterado que son "gracias al buen trabajo".

"Sabemos que con un aumento de los casos y decenas de millones de personas no vacunadas, (se prevé) un aumento de las hospitalizaciones. Nuestros hospitales se colapsarán tanto en términos de equipo como de personal. Por eso, hemos puesto a disposición (de los sanitarios) millones de batas, guantes, máscaras y ventiladores. Estamos movilizando a 1.000 médicos, enfermeras y médicos militares adicionales para ayudar al personal de los hospitales", ha dicho Biden.

Sobre los vuelos domésticos

Por su parte, el asesor médico principal de la Casa Blanca, Anthony Fauci, ha dicho que debe considerarse el desarrollo de una regulación sobre vacunación para aquellos viajeros que tomen vuelos nacionales.

"Creo que debería considerarse seriamente hacer eso con vuelos domésticos", ha dicho Fauci este lunes en la cadena estadounidense MSNBC, según recoge Bloomberg, y ha avisado también a la población de que evite las grandes fiestas en Nochevieja.

Durante la reunión telemática de este lunes, Biden ha dicho que los gobernadores le habían preguntado a Fauci sobre los nuevos requisitos para los viajes aéreos. El grupo de presión de las principales aerolíneas estadounidenses, Airlines for America, ha declarado que la Administración había indicado que tal decisión no llegaría en el corto plazo.

"La Administración nos ha informado de que no hay una propuesta de política inminente con respecto a los requisitos de los viajes nacionales y nos hacemos eco de las preocupaciones expresadas sobre la implementación y aplicación de dicha política", ha dicho el grupo en un comunicado, tal y como recoge Bloomberg.