Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

Identifican a dos personas por reenviar correos de boicot a la vacunación infantil

Agentes de la unidad judicial de la Jefatura Superior de Policía de Canarias los vinculan con la transmisión masiva de un planfleto negacionista a 6.339 profesionales sanitarios

Los contagios bajan en lunes y las UCI se estabilizan

Los contagios bajan en lunes y las UCI se estabilizan

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Los contagios bajan en lunes y las UCI se estabilizan J. D.

Investigadores de una unidad judicial de la Jefatura Superior de Policía de Canarias han identificado a dos personas como los posibles autores del envío masivo de correos electrónicos a 6.339 profesionales adscritos al Servicio Canario de Salud (SCS), en los que supuestamente se coaccionaba a estos por la activación de la campaña de vacunación infantil [de 5 a 11 años] activada el pasado mes de diciembre por la consejería que dirige Blas Trujillo. Fuentes policiales incidieron en el hecho de que aún no se ha registrado ningún arresto en base a la denuncia presentada por Conrado Domínguez, director del Servicio Canario de Salud, contra la Asociación Nacional Sovida y la Asociación Nacional Leaders Collegue International.

Hasta 6.339 enfermeros y auxiliares, un tercio de los 18.000 profesionales que en la actualidad trabajan en el Archipiélago, encontraron en las bandejas de entradas de sus correos personales corporativos un panfleto negacionista en formato PDF, con un marcado tono amenazante e intimidatorio, en el que se cuestionaba el trabajo que estos realizaban en la campaña pediátrica.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han podido asociar este envío masivo con dos residentes de la capital grancanaria que presuntamente propiciaron las coacciones desde las cuentas acción@sovida.es y clubinternacionaldeempresarios@gmail.com.

Igualmente, fuentes próximas a la investigación manifestaron que en estos momentos se está analizando la información obtenida con el objeto de poder determinar si existen indicios de que se haya podido cometer alguna acción que esté tipificada como un delito o falta.

Aún no se ha podido fijar si los mensajes son constitutivos de alguna acción delictiva o falta

decoration

En los mensajes remitidos a los sanitarios se enumeran hasta cuatros puntos sobre los que sustentan la no vacunación de menores comprendidos en esta franja de edad. En el primero de ellos, por ejemplo, argumentan que la administración de la vacuna covid-19 a menores será segura cuando el fabricante finalice sus estudios de seguridad [esta fase está previsto que acabe a finales de 2023], añadiendo en el segundo punto que en estos momentos hay una gran desinformación a padres y tutores al no especificarse la obligatoriedad de la prescripción médica. El tercer punto, sin especificar, habla de las reacciones graves, muy graves y letales que han sido notificadas a EudraVigilan [sistema europeo de notificación de reacciones adversas asociadas a medicamentos] y, por último, se advierte a los enfermeros y auxiliares de la posible comisión de los presuntos delitos de intrusismo profesional regulado en el artículo 402 del código penal y unos delitos de usurpación de funciones, regulado en el artículo 403 del código penal. Ese fue el contenido de la denuncia presentada ante el Cuerpo Nacional de Policía.

En el documento remitido a los profesionales del Servicio Canario de Salud (SCS) hay una última advertencia que gira en torno a la posibilidad de que los representantes de la Asociación Nacional Sovida y la Asociación Nacional Leaders Collegue International «emprendan unas acciones legales oportunas contra aquellos miembros del colectivo de sanitarios al que va dirigido este comunicado que incurran en posibles delitos e infracciones contra la población menor de doce años por la inoculación de la vacuna covid-19».

En la denuncia presentada por el Servicio Canario de Salud, publicada la pasada semana en este periódico, se refleja que la intención de los correos es claramente «amedrentar a todo el personal sanitario hasta crear un desconcierto sobre las personas que lo conforman con el ánimo de paralizar el plan de vacunación contra la covid-19», circunstancia que desde el SCS puede suponer una clara «vulneración de datos».

Sustracción de correos

Una de las líneas de investigación sobre la que trabaja la Policía es saber cómo se hicieron estos dos colectivos con los listados de correos electrónicos del personal del SCS, ya que esas cuentas no son de uso público y, por lo tanto, los autores de este «ataque» podrían estar cometiendo los delitos de acoso y de vulneración de datos personales: la Ley de Protección de Datos ampara a los usuarios de esas cuentas profesionales. Básicamente, de lo que se trata es de poder probar que se ha producido una sustracción de los datos de las personas que acabaron recibieron los correos.

Fuentes policiales, por último, indicaron que estas dos identificaciones no están relacionadas con el transmisión de 600 mensajes (spam) de correo electrónico a la sección 2 del Contencioso Administrativo de Las Palmas. Aunque al igual que en el caso de los sanitarios, el propósito de los impulsores de esta acción era paralizar el proceso de vacunación infantil en las Islas.

Canarias contabiliza 63.947 dosis pediátricas

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha informado que ya se han inoculado 63.947 dosis de la vacuna contra la covid-19 a la población pediátrica de entre 5 y 11 años, esto supone que el 46,71 por ciento de ese grupo de edad ha recibido ya la primera dosis. Los equipos de vacunación pertenecientes al Servicio Canario de la Salud (SCS) han administrado hasta el pasado domingo 4.081.521 dosis de vacunas contra el coronavirus. En el Archipiélago hay 1.814.201 personas que han recibido al menos una dosis, lo que representa el 86,49 por ciento de la población diana en la que se ha incluido a los niños y niñas de entre 5 y 11 años. Además, se ha conseguido inmunizar a 1.708.678 personas que ya han recibido la pauta completa de vacunación, lo que representa el 81,46 por ciento de la población diana de las Islas.

Los grupos del 1 al 7 (residentes y personal sanitario y sociosanitario de residencias; personal sanitario; grandes dependientes y cuidadores principales; personas vulnerables; colectivos con función esencial como docentes y policías y personas con condiciones de muy alto riesgo) y el 9 (población con edades comprendidas entre 50 y 59 años) se encuentran vacunados con dos dosis entre el 99,5 y el 100%. Del total de dosis administradas, 694.834 se corresponden a dosis de refuerzo contra el coronavirus.

Las dosis de refuerzo están indicadas para personas de más de 30 años; para quienes se vacunaron con AstraZeneca o también con Janssen y para personal sanitario de Atención Primaria y Hospitalaria; trabajadores sociosanitarios en centros públicos y privados de los centros de mayores y de discapacidad; personas internas en centros de atención a la discapacidad, pacientes con condiciones de alto riesgo y quienes reciban tratamiento con fármacos inmunosupresores.

Compartir el artículo

stats