Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Universidad

Fallece el profesor Antonio Falcón

La comunidad universitaria de la ULPGC llora la repentina muerte del catedrático en Ciencia de la Computación, a los 63 años, en el Paseo Marítimo de La Garita

Fallece el profesor Antonio Falcón | Y. SOCORRO/J. CASTRO

El catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Falcón Martel, falleció ayer a los 63 años de edad en el Paseo Marítimo de La Garita, en Telde. La noticia de su repentina muerte tiñó de tristeza el acto de investidura de nuevos doctores y doctoras celebrado en el Paraninfo de la ULPGC, dado que el profesor e investigador era una de las personas más queridas y valoradas entre la comunidad universitaria.

Según fuentes policiales, en torno a las 8.00 horas de ayer se alertó al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad Cecoes-112 de que había un hombre inconsciente en el Paseo Marítimo de La Garita, a la altura de la asociación de vecinos Punto y Seguido, en dirección a Playa del Hombre. Se desplazaron al lugar dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC), una de soporte vital básico y otra medicalizada, y agentes de las policías Nacional y Local. Sin embargo, el personal médico del SUC sólo pudo confirmar el fallecimiento de Antonio Falcón, por lo que su cuerpo sin vida fue custodiado por la Policía Nacional hasta que llegó la autoridad judicial.

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria comunicó horas después «con profundo dolor y pesar» el fallecimiento del catedrático, que ejerció como vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la ULPGC entre 2012 y 2016 durante el mandato de José Regidor como rector. «El doctor Antonio Falcón ha sido un compañero comprometido con la ULPGC, donde ha ejercido como profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de la Facultad de Informática. Ha dirigido el Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI) y siempre ha estado comprometido con el apoyo a los jóvenes investigadores y el desarrollo de la universidad», recoge el comunicado de la Universidad de Las Palmas.

Compromiso

El rector Lluís Serra Majem, manifestó su pesar por la pérdida de «un investigador muy comprometido con la ULPGC, al que hemos perdido demasiado pronto cuando aún tenía mucho que aportar a nuestra universidad, a la que siempre ha dedicado sus mejores esfuerzos». La noticia de su muerte le llegó cuando se encontraba en la sede institucional de la ULPGC, momentos antes de comenzar el acto de investidura de nuevos doctores. «Ha sido una noticia muy triste que nos ha sorprendido y ha marcado incluso el ritmo del acto de doctores, a pesar de que no lo hemos querido dar a conocer porque él seguro que no hubiera querido que la tristeza de la noticia hubiera empañado un acto tan importante y alegre como es este», indicó. El rector de la ULPGC destacó la valiosa trayectoria académica, científica y de gestión del profesor Falcón . «Ha sido uno de los pilares de nuestra Universidad. Aparte de sus responsabilidades en el Instituto de investigación SIANI, tuvo mucha responsabilidad en el vicerrectorado de Investigación y era una persona muy querida y apreciada por todos. La Universidad acompaña a su viuda y a su familia en el dolor. Le rendiremos un merecido homenaje en su debido tiempo», anunció Serra Majem.

El presidente del Consejo Social de la ULPGC, Ángel Tristán Pimienta, también manifestó su tristeza por la muerte de Antonio Falcón, «un gran amigo» al que calificó como «un sabio profesor» que destacó en todas las áreas de conocimiento. «Tenía una formación y, sobre todo, una curiosidad auténticamente renacentista, universal, le interesaba todo lo relacionado con la ciencia, pero también todo lo relacionado con las humanidades, y con la sociedad y la política».

Tristán Pimienta recordó que cuando asumió en 2015 la presidencia del Consejo Social, contó con el apoyo de Antonio Falcón. «Fue un gran, leal y sincero colaborador del Consejo Social, hizo estudios muy importantes que iluminaron el camino del Consejo en materia de departamentos e institutos de investigación. Es una persona que, por otra parte, se caracterizaba por su saber estar, su caballerosidad, por su gran honestidad porque le gustaba cada día más dar clases e investigar, y sobre todo, por ser una persona entregada a la Universidad». Pero los lazos que unían al periodista Tristán Pimienta con el catedrático fueron más allá del Consejo Social. «Con mucha frecuencia me hacía unos comentarios muy profundos y muy bien escritos sobre mis artículos periodísticos. Era un buen crítico constructivo de mi trabajo, y un gran, gran lector».

Manuel Ramírez, director general de Universidades del Gobierno de Canarias, consternado por la noticia, destacó el trabajo de gestión realizado por Falcón en el ámbito científico. «En su etapa como vicerrector puso en marcha cosas muy potentes para dar visibilidad a la investigación» y destacó, entre otras acciones, que sentó las bases de la Unidad de Bibliometría, para medir la producción científica de los investigadores, esencial para ver la eficiencia de los grupos científicos e investigadores en la Universidad. «Antonio Falcón era un investigador que dirigió el Instituto SIANI, conocía muy bien la Universidad, y tenía mucha repercusión nacional e internacional en el ámbito de la ingeniería, su especialización. Su muerte es una desgracia, le quedaba mucho camino por recorrer, era un hombre muy activo, mentalmente hasta hiperactivo, pensando hacia el futuro, con las luces largas puestas, que aquí se peca mucho de cortoplacismo, pero su mirada siempre iba más allá. Lo siento mucho por su familia y por la Universidad que pierde un gran activo».

El catedrático y director del Instituto de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la ULPGC, Antonio Fernández, también tuvo palabras de pesar por el «duro golpe» que ha supuesto la muerte del investigador. «Se va un amigo y uno de los nuestros. Era una buena y gran persona, que siempre llevó consigo el gran jugador de basket que también fue. Un excelente académico, comprometido con la ULPGC, a la que estuvo a su absoluto servicio siempre, y particularmente, durante sus años de vicerrector. Amigo Antonio, gracias por todo».

Compartir el artículo

stats