Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desafío ruso
Óscar Rodríguez Vocal de Exteriores de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB+)

Óscar Rodríguez: "Al colectivo LGTBI ucraniano le esperan torturas y muerte"

Óscar Rodríguez Fernández es vocal de Exteriores de la FELGTBI+. La Provincia

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Santiago de Compostela y cuenta, entre otros, con un máster en Estudios Europeos por la Universidad de Bonn (Alemania). Su formación académica le impulsa a intentar entender mejor el funcionamiento de la Unión Europea

¿Qué situación está viviendo el colectivo LGTBI ucraniano con esta invasión rusa?

La comunidad LGTBI en Ucrania ya estaba en una situación muy precaria porque en ese país sus derechos no existen. Si tenemos en cuenta que un país todavía más homófobo como es Rusia, y que lleva décadas luchando contra el colectivo y sus derechos con esos discursos contra la comunidad, les está invadiendo su situación es completamente nefasta. La comunidad como el resto de la sociedad ucraniana está viviendo con miedo y con temor. 

¿Puede concretar más?

Por ejemplo, se ha dictado la orden de que todos los hombres de 18 a 60 años no puede abandonar el país porque tiene que servir en el Ejército. Estoy pensando en las mujeres trans que no son consideradas mujeres por parte de las autoridades ucranianas y que ahora sin ningún tipo de conocimiento militar se están enfrentando ya a una guerra y a la discriminación, vejaciones y agresiones sexuales de sus propios conciudadanos dentro del propio ejército ucraniano. O el caso de las mujeres lesbianas que serán víctimas de agresiones sexuales y discriminación. Si ya de por sí la comunidad LGTBI sufre discriminación, en una guerra como esta esa discriminación aumenta de forma exponencial. 

¿Qué puede hacer la Unión Europea para evitar esta situación que sufre el colectivo?

La Unión Europea (UE), por fin, quiere agilizar y facilitar todo el proceso de refugio vía asilo dentro del territorio comunitario para facilitar a esas personas de nacionalidad ucraniana que puedan desplazarse. El problema en este momento es que muchas se encuentran retenidas y se ven obligadas a permanecer en el país, como el caso de los hombres que tienen que quedarse para luchar. Evidentemente, no es difícil pensar que muchas no van a querer ir a Polonia o Hungría, sí en un primer momento por su posición geográfica y cercanía pero luego seguramente optaran, en función de lo que dure esta situación bélica, por irse a países que verdaderamente respeten sus derechos como podría España o Alemania, que está más cerca geográfica.

¿Qué puede hacer España?

La política de asilo es una política a nivel europeo pero desde luego en este momento tenemos en el Congreso de los Diputados desde hace unos años la Ley Trans y LGTBI impulsada desde la propia federación. Esa ley recoge la necesidad de que se facilite el asilo de las personas LGTBI que huyen de sus países donde sus derechos no son respetados como podría ser el caso de Rusia o Bielorrusia, que está teniendo también un papel importante en este conflicto, y por supuesto de Ucrania. Esa ley busca también formar un poco al personal que hace todas las gestiones de asilo y refugio para que conozcan la realidad de las personas LGTBI y las situaciones a las que se enfrentan. No basta que en un país haya leyes que digan que protegen al colectivo sino que tiene que haber una protección real y eficaz hacia el colectivo. En Hungría y Polonia, que son países de la UE, hay una persecución continua hacia el colectivo incluso han habido sentencias contra personas por ser quienes son.

«Ucrania no ve a las trans como mujeres, las obliga a luchar y sufren violencia y discriminación»

decoration

Pero la Ley Trans sigue parada en el Congreso...

Sí. Está paralizada desde 2017. Ese sería una solución que podría aportar España a la situación y desde las instituciones europeas deben impulsar esa reforma de la ley de asilo para agilizar este tipo de peticiones y hacer más fácil la vida a estas personas que huyen de Ucrania, y en particular a las personas del colectivo LGTBI.

¿Qué les puede pasar si Rusia conquista el país?

El mismo futuro que a muchas personas en la Federación Rusa. Que sean mandados a campos de concentración en Chechenia o en otros territorios de la federación. Como ya pasa en Rusia, que todo profesor o profesora que mínimamente hable de diversidad en una escuela o instituto sea apartado de la profesión y que su vida corra peligro además de su trabajo. Que no se pueda ni sacar una bandera LGTBI a las calles de Kiev porque puede acabar en la cárcel. Les espera la más absoluta soledad, torturas e incluso hasta la muerte.

Putin habla de agresiones de Occidente y de enfrentarse al modo de vida occidental. ¿Cree que es una amenaza directa a los derechos del colectivo?

Sí, es una amenaza para el colectivo. Esto no es una novedad. La guerra que estamos viviendo en estos momentos en Europa, que no veíamos desde los años noventa con la Guerra de los Balcanes, es además de una guerra con armamento una de valores. De los valores de la democracia que representa la UE, como la libertad. Aún con errores y defectos toda persona puede amar a quien quiera y llevar a cabo la vida que quiera con total libertad. Por el contrario, está Rusia, un país gobernado desde hace más de dos décadas por Putin, un dictador que tiene una cohorte de oligarcas que financian organizaciones a lo largo y ancho de Europa, con vínculos también con determinados partidos políticos ultras como puede la Liga Norte en Italia, Alternativa por Alemania (Afd) y Vox. Intenta desestabilizar las democracias europeas a través de diferentes técnicas, ya sea desde sus parlamentos a través de estos partidos o a través de los medios de comunicación que él controla como Russia Today. Nos alegramos que la UE haya prohibido su emisión, de medios que difunden noticias falsas y tan peligrosas para las democracias. Esos son los riesgos, al final todo esto es lo que componen una guerra híbrida.

¿Hay una red extensa?

Exactamente, hay como una red que se apoya también en organizaciones como Abogados Cristianos que ha puesto varias demandas contra miembros o personas de la comunidad LGTBI bajo la excusa de la defensa de los sentimientos religiosos. No podemos olvidar que esos personajes de Vox son invitados a los principales actos de estas organizaciones, muchas de ellas financiadas directamente por esa cohorte de oligarcas de Putin. Incluso se ha intentado manipular o influir en elecciones de varios países de Europa a través de estas organizaciones.

¿Qué podría sacarse de positivo de esta situación?

Desde hace un par de años está la Estrategia para la igualdad de las personas LGBTIQ 2020-2025 de la Comisión Europea, se han hecho muy pocos avances al respeto y sería muy importante que todas las instituciones de la Unión Europea, no solo la Comisión, se pusiesen a trabajar de manera conjunta y decidida y, sobre todo, los diferentes estados miembros para que verdaderamente esta estrategia se dotase de recursos y se empezase a hacer políticas en beneficio de una buena parte de la ciudadanía europea que somo las personas LGTBI. Creo que con esta guerra se está abriendo una ventana de oportunidad para acercar también a los países que estaban alejados de esta política, a pesar de estar dentro de la UE, como Hungría y Polonia y que regresen a la casa común que es Europa. Que hagan una reflexión de si siguiendo con esa represión y esas políticas contra el colectivo LGTBI van por el buen camino. En los últimos días una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ha dicho que es legal que las instituciones europeas no facilitaran fondos europeos a gobiernos que no estaban cumpliendo las leyes básicas y principios de la UE.

Compartir el artículo

stats