Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plocan ensaya tecnología sostenible para generar agua e hidrógeno verde

Un consorcio internacional desarrolla una planta piloto portátil de bajo consumo para desalinizar agua de mar por destilación al vacío con recursos naturales

Javier Soraluce en la planta piloto preindustrial para la desalinización de agua por destilación al vacío, instalada en la sede de Plocan en Taliarte. Andrés Cruz

La Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan) ensaya en Taliarte una tecnología pionera de desalinización de agua de mar por destilación al vacío para generar agua dulce de gran pureza e hidrógeno verde. Se trata de una planta piloto preindustrial, portátil y de bajo consumo energético, fruto de un proyecto internacional que se viene desarrollando en Barcelona desde hace más de seis años, en colaboración con la Agencia Estatal de Investigación y Plocan junto con otros socios de México, República Dominicana y Alemania, cuya función principal es la destilación de agua en procesos de baja temperatura. Lejos de utilizar tecnologías como la osmosis inversa para la desalinización, con menos de la mitad de energía, en lugar de extraer sal, extraen H2O, obteniendo agua ultra pura que tiene varias aplicaciones, entre ellas, la construcción de baterías de hidrógeno.

La solución, coordinada y patentada por el Centro Internacional de Métodos Numéricos (Cimne) aprovecha recursos naturales como son el gradiente de temperatura de la columna de agua y la energía de las olas para la desalinización de agua de mar y la refrigeración de pequeñas instalaciones cercanas a la costa. Así lo indicó ayer el investigador principal del proyecto COOSW, Pedro Arnau, durante el acto de presentación del mismo en la sede de Plocan en Gran Canaria, en el que estuvo acompañado por el profesor Asier Ibeas de la Universidad Autónoma de Barcelona, la gestora de proyectos de la Unidad de Innovación de Plocan Silvia Hildebrandt, y Joaquín Serrano, miembro del consejo de dirección de la Agencia Española de Investigación.

Ventajas

Entre las ventajas que tiene esta tecnología, figura la de su bajo consumo energético, para unas escalas de producción no muy elevadas; además de que permite reducir las necesidades de ocupación de espacio que actualmente tienen las plantas desalinizadoras industriales, minimiza el impacto medioambiental relacionado con el vertido de salmuera y genera productos de mayor calidad y valor comercial como son la sal, para extracción de boro, y el agua pura, con una aplicabilidad directa en otros procesos como la generación de hidrógeno verde. «No es la tecnología más adecuada para abastecer de agua a una gran ciudad, pero si a una plataforma offshore, o a pequeños núcleos de poblaciones, para su autoabastecimiento, y que éste se genere mediante su propia energía, y a la vez pueda servir para producir esta materia prima para las baterías de hidrógeno», apuntó Javier Soraluce, técnico del proyecto.

La solución COOSW aprovecha el gradiente de temperatura de la columna de agua y la energía de las olas

decoration

COOSW combina tres tecnologías diferentes: un dispositivo WEC para obtener energía de las olas que se utiliza para el bombeo de agua de mar fría de las capas más profundas del océano; esta agua fría es aprovechada por la tecnología SWAC para la refrigeración de aire; y finalmente, el gradiente de temperatura entre el agua bombeada más fría y el agua caliente producida por SWAC se utiliza para la desalinización utilizando la tecnología Cool Steam.

La prueba que se está efectuando en Plocan durante estas semanas se centra en esta última tecnología, un sistema de desalinización por destilación al vacío multietapa, con una demanda de energía eléctrica inferior a 1,7 kWh/m3, y que se beneficia del gradiente térmico entre las aguas a diferentes temperaturas obtenidas con las tecnologías WEC y SWAC. «Este proyecto es un paso importante para contribuir a la descarbonización y a la creación de tecnología de aprovechamiento y producción de hidrógeno», concluyó Pedro Arnau.

Núcleos rurales sin electricidad



El proyecto de la planta de desalinización de agua por destilación al vacío COOSW está ideado para espacios que están desconectados de las redes de agua potable e incluso, de las redes eléctricas. «Estamos en proceso de licitación con India, que tienen muchos núcleos rurales completamente desconectados y sus fuentes de agua está contaminadas._Dado que esta tecnología no extrae sal sino H2O, también podemos purificar agua», apuntó Javier Soraluce. Con esta planta se pueden producir en torno a 10 metros cúbicos diarios, ideal para poblaciones de menos de 15.000 personas y además con la ventaja de su propio abastecimiento energético. Actualmente trabajan en una segunda planta en la que se simplifica la parte de hardware para abaratar costes de fabricación de equipos, y para incrementar la producción. | M. J. H.

Compartir el artículo

stats