Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las cinco ciudades con más huella de carbono de Canarias

El Archipiélago crea un registro de emisiones por municipios que sirve como base para establecer los objetivos de descarbonización

Vista aérea de Las Palmas de Gran Canaria en la zona del istmo de La Isleta SANTI BLANCO

Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Telde y Arona son los cinco municipios canarios que registran una mayor huella de carbono global. En estas ciudades - que coinciden con los más poblados de las Islas - se emite el 40% del dióxido de carbono de los municipios de las islas, que asciende a 10 millones de toneladas. No obstante, Canarias se encuentra en una situación privilegiada, pues la cantidad de carbono que emite por habitante al año (4,72 millones de toneladas), es muy inferior al que se estima a nivel nacional, situado en 7,6 toneladas de CO2 anuales por persona. 

"Los datos tienen sentido, dado que coinciden con las poblaciones de más de 50.000 habitantes", resaltó esta mañana el consejero de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático, José Antonio Valbuena. El Ejecutivo regional presentó hoy el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero de Canarias, con unos datos que pretenden ser el punto de partida para identificar las fuentes de dióxido de carbono y medir las acciones en materia de descarbonización.

La tasa de emisiones de Canarias está por debajo de la media nacional

decoration

Sin embargo, cuando se mide la huella de carbono por habitante, los resultados son muy distintos. Los canarios que más dióxido de carbono emiten en su día a día son los de Tejeda, Betancuria, Tías, Pájara y La Oliva. Cada uno de los 1.909 residentes de Tejeda emiten una cantidad de CO2 equivalente a 30,59 toneladas, la más alta de toda Canarias. Por detrás está Betancuria (municipio de 758 habitantes) en el que el ratio de emisiones por habitante asciende a 9,15 toneladas.

Así, por ejemplo, pese a ser las ciudades más contaminantes, los habitantes de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Telde y Arona, no son los que más huella de carbono tienen. "Menos Arona, el ratio medio de emisiones por habitantes es inferior en estos lugares que la media autonómica", insistió Valbuena, que consideró estos datos una "buena noticia", dado que "conseguir una reducción de las emisiones será más fácil".

Al analizar la huella de carbono por municipios y teniendo en cuenta el turismo y las emisiones asociadas a combustible, demanda eléctrica y gestión de residuos, son Lanzarote y Fuerteventura las islas con mayor huella de carbono, que la técnico de la Consejería de Transición Ecológica, Adela Machado, relacionó con "una menor penetración de renovables en el sistema eléctrico". Le siguen Tenerife y Gran Canaria, cuya actividad en términos globales sí supone el 78% de las emisiones -pues tiene el 88% del tejido empresarial-, pero que en el análisis por municipios salen mejor paradas. Machado también destacó la huella de carbono de La Palma y La Gomera donde existe, asimismo, "una baja penetración de renovables" aunque no haya un gran sector industrial.

El Hierro es la isla que mejor se posiciona en este ranking de gases de efecto invernadero. "Los municipios con menos huella son los de El Hierro", indicó Valbuena, que explicó que "tiene una tasa menor de emisiones tanto por municipio, como isla, y por habitante". El Hierro es la única isla autosuficiente donde los vientos que soplan en la estación de Gorona del Viento se han convertido en el principal recurso de energía.

Planes para un futuro cero emisiones

El inventario presentado representa uno de los primeros instrumentos para medir el impacto de Canarias y establecer las medidas para luchar contra el cambio climático. Es una de las medidas contempladas en la Declaración de Emergencia Climática en Canarias, acordada por parte del Ejecutivo regional en agosto de 2019. Para llevarla a cabo ha sido fundamental la adhesión de los 88 municipios de Canarias al Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía (PACES), pues sin la información recabada por cada municipio habría sido prácticamente imposible poder "reconocer y enumerar con exactitud las fuentes de gases de efecto invernadero que existen en el Archipiélago”.

Con este instrumento, como reconoció Valbuena, se quiere "medir el impacto de sus acciones de lucha contra el calentamiento global y comprobar los avances en materia de descarbonización, tal y como contempla en la Ley Canaria de Cambio Climático y Transición Energética", aún en trámite parlamentario y pendiente de aprobación.

"Disponer de un catálogo autonómico de este tipo facilitará tener una visión integral de las emisiones que se producen en Canarias", algo que, según el responsable del Área, no solo se centra en la información que se pueda obtener de cada municipio, sino que además tiene en cuenta aspectos claves como la huella de carbono y el impacto de puertos y aeropuertos, las propias instalaciones públicas e incluso el sector turístico.

El siguiente paso, una vez creado el inventario, es realizar un segundo balance de la huella de carbono de Canarias en la que se incluyan los desplazamientos por los vuelos que llegan a Canarias. Un estudio previo, realizado por la Cátedra de Reducción de Riesgos de Desastres de la Universidad de La Laguna (ULL), calculaba que los vuelos internacionales son responsables de la mitad de las emisiones de dióxido de carbono de Canarias. En ese mismo estudio se calculaba que los viajes internacionales emitían un total de 6,4 millones de toneladas de dióxido de carbono. "Con este trabajo podremos estimar qué huella de carbono debe absorber Canarias para compensar las emisiones de la aviación", resaltó Valbuena, que consideró el balance de emisiones una mejor propuesta que la de la 'tasa verde' que quiere imponer la Unión Europea. Esta tasa supone un impuesto extra que se aplicaría a los vuelos internacionales que llegan al Archipiélago y que ha sido criticada duramente por el Gobierno autonómico al considerar que podría ir en contra de los intereses de las Islas.

Compartir el artículo

stats