Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incendio forestal

El incendio de Málaga abrasa una finca privada que perteneció a Gadafi

La propiedad tiene 6.500 hectáreas que se extienden por Benahavís, Estepona, Igualeja, Júzcar y Pujerra | Está incluida en la Zona de Especial Conservación Sierra Bermeja y Real | Tiene licencia de coto de caza privado pero no se emplea como tal

Incendio forestal en el paraje La Resinera de Pujerra. Reuters

El incendio forestal de Pujerra, activo desde el mediodía de ayer y que mantiene el nivel 2 de alerta del Plan Infoca, está afectando a una gran finca privada de 6.500 hectáreas que en su momento perteneció al dictador libio Muamar al Gadafi y que se extiende por Benahavís, Estepona, Igualeja, Júzcar y Pujerra.

"Es una finca forestal importante que en su día le sacaban resina y llega hasta la carretera de Ronda-San Pedro. Es una finca enorme que tiene sus propias acciones preventivas", explican fuentes conocedoras del terreno a este periódico.

Se trata de una de las fincas privadas de mayor extensión de la Costa del Sol que pasó a ser gestionado por el banco Lybian Foreign Bank tras la muerte del dictador. Según explican desde la Plataforma Sierra Bermeja Parque Nacional, actualmente tiene los fondos económicos bloqueados pero se mantiene el uso forestal. Asimismo, cuenta con licencia de coto de caza privado pero no ejerce como tal.

"La zona no tiene otro uso, al estar dentro de la Zona de Especial Conservación de la Red Natura no es urbanizable, tiene autorización de coto de caza mayor pero no funciona. Simplemente dentro, como en toda Sierra Bermeja, hay cabras monteses y hay jabalíes, que son las dos especies que se pueden cazar con una autorización", explica Javier Martos, portavoz de la plataforma. "No se hace una actividad económica de eso sino que simplemente las pocas reses que se han cazado la han hecho los pocos guardas de la finca forestal en una labor de mantenimiento".

Esta finca se encuentra en la Zona de Especial Conservación Sierra Bermeja y Real, por lo que se trata del mismo tipo de montaña que la de las 10.000 hectáreas que se quemaron en septiembre del año pasado, caracterizado por la roca peridotita, que es precisamente lo que le da el tono bermejo que le da nombre a la sierra. Eso sí, el fuego del año pasado afectó a una amplia zona de monte público y, en este caso, lo que se está quemando es monte privado.

"Desde el punto de vista geológico son sierras bermejas, con las características de vegetación y de tipo de combustible y de tipo de roca son similares a las del año pasado", explican las mismas fuentes con conocimiento de la zona afectada.

De manera que aunque no se incluye dentro de la figura de Paraje Natural, el suelo que se está quemando ahora en La Resinera sí pertenece a Sierra Bermeja, aclara Javier Martos.

"Con la salvedad de que en los Reales de Sierra Bermeja es paraje natural, que esto no lo es, y que aquí no hay pinsapos. Aquí hay especies endémicas de flora exactamente igual que en toda la montaña y además hay bosques de pino resinero sobre peridotita, que son también una exclusividad", añade el portavoz de la Plataforma Sierra Bermeja Parque Natural.

Compartir el artículo

stats