Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El STEC-IC pide blindar en Canarias el concurso para 4.333 plazas en Educación

Alertan de que docentes con 15 años en las islas corran el riesgo de verse en la calle y ANPE Canarias pide seguir bajando las ratios

Imagen de archivo del comienzo del curso escolar en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Pérez Galdós. ANDRÉS CRUZ

El STEC-IC pide blindar el concurso para 4.333 plazas en Educación en Canarias. A un día de que acabe oficialmente el curso escolar 2021-2022, el último con medidas sanitarias para frenar la pandemia, el sindicato STEC-IC alertó en una rueda de prensa de balance del concurso del riesgo que corren los docentes con más de 15 años de experiencia en las Islas de quedarse en la calle ante la convocatoria de las 4.333 plazas de estabilización en Educación. «Pedimos a la Consejería que nos convoque de manera urgente a una reunión para proteger esas plazas para los residentes en Canarias. Saldrán a través de un concurso de méritos y pedimos medidas que protejan el empleo de los docentes canarios que puedan verse perjudicados por la participación de docentes de otras regiones», explicó Gerardo Rodríguez, miembro del secretariado nacional de la organización.

En este sentido, recuerda que parte de los docentes canarios parten en desigualdad frente a otros profesionales al no haberse realizado Ofertas Públicas de Empleo en sus áreas en los últimos 20 años, como es el caso de los docentes de dibujo. 

 También apuntó a la necesidad de acordar un cuerpo único docente por el que el profesorado de Formación Profesional se equipare al de Secundaria, ya que el cuerpo de profesores técnicos docentes de FP desaparece en la nueva ley educativa que ya está en vigor.

En la parte positiva el sindicato destacó la reducción del abandono escolar temprano que bajo en Canarias hasta el 11,8% frente al 13,2% de media nacional, tras años como una de las regiones con mayor tasa de abandono escolar temprano. 

Aumento de la plantilla

«Es un efecto directo del incremento de la plantilla docente. Capital para que el alumnado se sienta atendido y para poder ocuparse de sus singularidades», subrayó Rodríguez. En este sentido, manifestó la alegría del sindicato por la decisión de Educación de mantener a los 1.600 docentes contratados como refuerzo por la crisis sanitaria de la Covid-19.

Un apoyo que también comparte ANPE Canarias, sindicato mayoritario en Educación, que valora la medida pero reclama que este incremento forme parte de una estrategia más ambiciosa a medio plazo. Aunque se trata de un paso necesario hacia el objetivo de corregir el déficit estructural de plazas en la enseñanza pública del Archipiélago, ANPE advierte de que se debe consolidar a través de la elaboración de un plan plurianual de reducción de las ratios de estudiantes por docente. «Creemos que debe ser prioritario un descenso de la ratio por alumnos en todos los tramos educativos más que un aumento de docentes. En 2º de la ESO baja ligeramente a 27, pero creemos que es necesario seguir bajándola de forma progresiva y aprobar un plan plurianual a medio plazo», explica Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

Fijan la ratio ideal en 18 o 20 alumnos por aula lo que posibilitaría una mejor atención a la diversidad de las aulas y del propio alumnado de las Islas.

Ambos sindicatos recuerdan que Canarias cuenta con un déficit estructural de 3.000 docentes y STEC-IC apuesta por avanzar aún más en la estabilidad en las listas de empleo. Además critica el retroceso significativo en el cumplimiento de la Ley Canaria de Educación.

Horas lectivas

Entre los problemas pendientes de resolver tanto STEC-IC como ANPE Canarias señalan a la cada vez más farragosa burocracia a la que se deben enfrentar a diario los docentes. En este sentido, ambas formaciones reclaman medidas que agilicen la misma y descarguen a los docentes de esta tarea. 

«Lejos de reducirse, continúan aumentando, lo que va en detrimento de su verdadera función, la enseñanza, y, por tanto, de la calidad educativa y la formación del alumnado. En este sentido, insiste en que es urgente liberar al profesorado de la tarea de gestionar las ayudas y becas de otras administraciones», apunta ANPE.

Ambas formaciones reclaman una reducción de la carga burocrática y su simplificación para que los docentes se centren en su labor prioritaria que es el trabajo pedagógico con el alumnado.

A la espera de los currículos

La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias aún no ha publicado los currículos con los contenidos para cada una de las asignaturas del próximo curso escolar 2022-2023 un retraso derivado de la aprobación de la LOMLOE o Ley Celaá y que se extiende a otras comunidades autónomas. «Hay mucha incertidumbre en los centros educativos de Canarias al no estar completos esos currículos. Abogamos porque las Humanidades estén bien incluidas», apuntó Gerardo Rodríguez, de STEC-IC. Desde ANPE Canarias consideran este retraso como un problema gravísimo. «No es culpa de Canarias, lo que no se puede es estar cambiando la ley cada dos o tres años y no dar tiempo para su aplicación. Es un disparate y nos quedamos sin tiempo», explicó Pedro Crespo de ANPE Canarias.

Compartir el artículo

stats