Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pruebas de acceso a la Universidad

Dos hermanas gemelas logran la nota más alta de Selectividad en Córdoba

Logran las calificaciones más elevadas Teresa González, con un 14, y su hermana gemela Luna, con un 13,975, que empata con Carmen García, Gorka García y María Caballero

Carmen García, alumna del IES Alhaken. D. C.

Teresa González Silva, del IES Aguilar y Eslava, de Cabra, ha conseguido la mejor nota de Selectividad de la provincia de Córdoba con un 14. Tras ella, y empatados con un 13,975, se sitúan Carmen García Guerrero, del IES Alhaken II, de Córdoba; Gorka García Sancho, del IES Manuel Reina, de Puente Genil; María Caballero Guerrero, del IES Nuevo Scala, de Rute; y Luna González Silva, del Aguilar y Eslava. Se da la excepcional circunstancia de que esta última es la hermana gemela de la estudiante que ha conseguido la mejor nota, Teresa González.

El jueves por la mañana recibieron la noticia por parte de la Universidad de Córdoba y desde ese momento todo fue caótico. «Me ha cogido por sorpresa, me ha empezado a llamar todo el mundo», afirmaba Carmen García. Tanto para esta estudiante como para el resto los días previos a la Selectividad han resultado bastante agobiantes, estando los nervios a flor de piel, «Sí, estaba nerviosa, angustiada por el vértigo del porvenir, ¿cómo podría no estarlo? Ahora me doy cuenta del despropósito de este nerviosismo», admite Teresa.

No obstante, tanto ella como Carmen, que piensa acceder al doble grado de Relaciones Internacionales y Traducción en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, coinciden en que la Selectividad no era como la esperaban, «aunque los profesores siempre nos advertían de que iba a ser fácil, yo pensaba que iba a ser más dura», relata Carmen. Para Teresa, esta prueba de acceso, «tal y como está planteada, obliga al alumno a repetir ejercicios modelo, quedando su creatividad estancada y las ganas de aprender eclipsadas por una nota» , palabras que sentencia afirmando que «impone un único método de aprendizaje y aquellos alumnos que no se adaptan quedan fuera, aun pudiendo ser los más capaces». Teresa, que quiere realizar el grado de Física, reconoce haber llevado estos años de bachillerato con «resignación y aguante», y resalta que la nota es «un golpe de suerte, depende de muchos factores. Me parece injusto que muchas personas con vocación no puedan acceder a la carrera que quieren».

Compartir el artículo

stats