Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La luna llena empaña este año el fulgor de las Perseidas

La máxima actividad de esta lluvia de estrellas anual se producirá durante la madrugada del próximo viernes 12 de agosto

Las Perseidas de 2021 desde el Observatorio del Teide. | | M.R ALARCÓN/D. PADRÓN

Canarias será partícipe del espectáculo de las estrellas fugaces más esperado verano en la madrugada de este viernes, 12 de agosto. Las Perseidas volverán a pintar el cielo nocturno con sus largas estelas de color verde. Sin embargo, en esta ocasión, el brillo de la luna llena esconderá parte del característico fulgor de las Lágrimas de San Lorenzo. «Este año, la luna llena dificultará la visión de los meteoros más débiles», explica el astrónomo del IAC y coordinador del proyecto EELabs, Miquel Serra-Ricart. Este será el motivo por el que, durante la noche más activa, estos meteoros se podrán ver con una frecuencia mucho más baja, de uno cada 15 minutos. Aún así, las estrellas fugaces más brillantes «serán impresionantes».

Las Perseidas, conocidas popularmente como Lágrimas de San Lorenzo, es una lluvia de estrellas originada por el paso de la Tierra a través de la nube de polvo y rocas que el cometa Swift-Tuttle ha ido dejando atrás en cada una de sus órbitas alrededor del Sol. Cada año por estas fechas, la Tierra atraviesa su rastro y, cuando las pequeñas partículas que se desprendieron hace siglos del cometa rozan la atmósfera terrestre, se producen esos trazos luminosos verdes que conocemos como «estrellas fugaces». Ese color verdoso nos da, a la vez, una pista sobre su composición química, dado que al descomponerse en la atmósfera, emite la luz correspondiente a los elementos químicos que la forman.

El mejor momento para verlas.

La Tierra lleva ya varias semanas atravesando la nube de rocas frías. Se estima que para el año 2022 la actividad de las Perseidas se ha estado produciendo desde el 17 de julio y se prolongará hasta el próximo 24 de agosto. Sin embargo, su máxima actividad se espera en la noche del jueves, del 11 al 12 de agosto. Según los cálculos de los modelos estándares, que la actividad de las Perseidas se sitúa alrededor de los 100 meteoros/hora (ZHR o tasas horarias cenitales) aunque, este año, la Luna llena dificultará la observación a lo largo de toda la noche.

¿Cómo las veo?

Para contemplar el espectáculo, lo mejor es hacerlo en un lugar alejado de los núcleos urbanos en el que se pueda evitar la contaminación lumínica. La preparación adecuada para poder ver las Lágrimas de San Lorenzo en su mayor esplendor, será «necesario encontrar un lugar alejado de los núcleos urbanos, fijar la vista en un punto del cielo y esperar pacientemente para conseguir ver alguno de los trazos luminosos de las Perseidas», como explica Serra-Ricart. Las zonas de alta de montaña o las playas alejadas son lugares idóneos para verlo. Después habrá que buscar la constelación de Perseo en el cielo, del que parten estos meteoros.

Contaminación lumínica.

Un 10% de la superficie continental del planeta se ve afectada por la contaminación lumínica, pero si tenemos en cuenta el SkyGlow (brillo del cielo), producido por la emisión de luz artificial a la atmósfera, este porcentaje se amplía hasta el 23%. Las consecuencias de la emisión de luz artificial hacia el cielo afectan a la biodiversidad, a nuestra salud y, por supuesto, a la Astronomía; y las perspectivas de futuro no son nada optimistas. Hay regiones que luchan para revertir esa tendencia, como es el caso de la Macaronesia, en la que instituciones de diferentes ámbitos se han unido en diversos proyectos para luchar contra este tipo de contaminación atmosférica, cuantificando los niveles de contaminación lumínica en aquellas áreas donde no debería haber llegado y tomando medidas para frenar su avance.

Espectáculo en directo.

Dentro de las actividades de divulgación del proyecto Interreg Energy Efficiency Laboratories (EELabs), el canal sky-live.tv emitirá en directo esta lluvia de las Perseidas desde el Pico do Arieiro, gracias al apoyo de la Associação de Astronomia de Madeira (AAM) y de la Sociedade Portuguesa para o Estudo das Aves (SPEA), y desde el Observatorio del Roque de los Muchachos (Garafía, La Palma), con la colaboración del área de turismo del Cabildo Insular de La Palma y la Sociedad de Promoción y Desarrollo de la isla de La Palma (SODEPAL), a través del Programa de Promoción de AstroTurismo, de los telescopios MAGIC y de CTAO (Cherenkov Telescope Array Observatory).

Compartir el artículo

stats