Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Dos de cada diez cánceres de pulmón mejoran al repetir la inmunoterapia

El doctor Delvys Rodríguez, oncólogo del Hospital Insular, presenta los resultados de la investigación en el marco del Congreso Mundial de Pulmón

El doctor Delvys Rodríguez en el Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón celebrado en Viena. | | LP/DLP

Una investigación que ha contado con la participación del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ha demostrado que el 20% de los pacientes aquejados de cáncer de pulmón que ha recibido inmunoterapia durante dos años vuelve a responder al mismo tratamiento pasado este tiempo. «Hasta el momento no manejábamos datos reales. Por eso, hemos analizado los cinco estudios más importantes que se han llevado a cabo en los últimos años en el mundo», explica el doctor Delvys Rodríguez Abreu, especialista en Oncología en el citado centro sanitario capitalino, que presentó los resultados el pasado martes, en el marco del Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón celebrado en Viena.

Y es que, en la actualidad, los enfermos abordados con esta modalidad terapéutica tienen que suspenderla a los 24 meses. Si se producen recaídas, los médicos deben valorar otras opciones. «Cuando esto sucede, nuestra principal duda es si podemos aplicar o no la misma inmunoterapia, recurrir a otra, o bien, administrar quimioterapia», detalla el doctor Rodríguez, que asegura que los hallazgos obtenidos abren una ventana esperanzadora para un grupo de afectados.

Lo cierto es que tanto la inmunoterapia como las terapias dirigidas han cambiado el modo de tratar el cáncer de pulmón. «Los pacientes que tienen grandes expresiones de la proteína PD-L1, por ejemplo, ya no reciben quimioterapia y pueden ser tratados solo con inmunoterapia. Hay que señalar que el 30% de ellos rebasa los cinco años de supervivencia, pues hasta hace unos años el dato solo alcanzaba el 5%», destaca el especialista.

Resistencia

No obstante, aún hay muchos afectados resistentes a estos fármacos. «Desde el Hospital Insular y las comunidades científicas tratamos de buscar nuevos medicamentos y nuevas combinaciones de inmunoterapia que logren beneficiar a un mayor número de pacientes», señala el oncólogo. Tan es así, que en el complejo de referencia del área sur de Gran Canaria están en marcha estudios destinados a revertir esta resistencia.

Pero el futuro lo marcan los tratamientos individualizados. De hecho, con el fin de encontrar los factores predictivos de respuesta y lograr personalizar las terapias, el Hospital Insular realiza la secuenciación masiva de genes. «Es el único centro de Canarias que lleva a cabo esta técnica, que permite valorar si existen mutaciones que hacen a los pacientes más sensibles a la inmunoterapia, o bien, más resistentes», anota el especialista.

Aunque la esperanza de vida de los enfermos ha incrementado de forma significativa gracias a la labor investigadora, el cáncer de pulmón continúa siendo la patología oncológica que más muertes produce. Solo en Canarias, cada año se diagnostican 1.200 casos y se registran cerca de un millar de fallecimientos. «El gran problema es que, a pesar de que es el tumor que más muertes produce, ocupa el sexto lugar en materia de investigación», apostilla el también presidente de la Fundación Canaria de Cáncer de Pulmón.

Otra de las grandes preocupaciones va de la mano de los efectos de la crisis sanitaria, pues a raíz de la irrupción de la pandemia de coronavirus, muchos pacientes llegan a las consultas de los profesionales con la enfermedad en estadios más avanzados de lo habitual. «El retraso en los diagnósticos ha impedido detectar muchos casos en fases precoces. Por suerte, ahora contamos con más armas para luchar contra este cáncer, pero nuestro principal cometido es evitar los factores que favorecen su desarrollo», asevera el doctor.

Cabe resaltar que en un 80% de los casos, este tumor aparece en la población fumadora. Por esta razón, una de las principales metas de la fundación se centra en frenar el tabaquismo. «La gente tiene que entender que, para evitar padecer esta patología, lo mejor es no fumar en ninguna de sus variantes», recalca el profesional.

Por otro lado, con el propósito de favorecer el diagnóstico precoz, el facultativo reivindica la necesidad de contar con programas de screening. «Ya sabemos que realizar una tomografía axial computarizada (TAC) con baja dosis de radiaciones en pacientes que fuman disminuye la mortalidad en un 20%. Lamentablemente, el 80% de los casos que se diagnostican en las Islas está en fases avanzadas».

Asimismo, también es importante prestar atención a las señales de alerta. Ahora bien, ¿cuáles son los signos que pueden indicar la presencia de esta dolencia? Tal y como describe el oncólogo, principalmente la pérdida de peso, la aparición de bultos, la expectoración con sangre y la tos que persiste durante más de una semana. «Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, es imprescindible consultar con los profesionales para salir de dudas. Es cierto que, en ocasiones, el diagnóstico no corresponde a un cáncer de pulmón, pero es mejor despejar la incógnita a tiempo», advierte Delvys Rodríguez.

Compartir el artículo

stats