Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El magisterio se nutre de verde

El Experto Universitario de Educación en la Naturaleza de la ULPGC y la escuela infantil Bosqueko dota de herramientas a los maestros para la enseñanza en el entorno natural

Noelia García (izquierda) y Andamana Bautista, en la escuela infantil Bosqueko, en Tafira. Andrés Cruz

Entrenar la mirada de la naturaleza para poder explotarla en todo su potencial a nivel educativo. Este es el principal objetivo del Experto Universitario de Educación en la Naturaleza, un proyecto que nace del convenio de colaboración entre la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la escuela infantil Bosqueko y que este curso emprende su segunda edición para dotar de herramientas pedagógicas a los maestros de cara a incrementar el vínculo entre la infancia y el medio natural. Así lo afirman las responsables del citado título de posgrado, Andamana Bautista, vicedecana de Prácticum y Trabajos Fin de Título de la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC y Noelia García, directora de la escuela Bosqueko.

Crisis climática

«Esta formación nace del hecho de que estemos ante una crisis climática y un estado de pandemia, que nos hace repensar las relaciones que tenemos con el medio natural, unido a la necesidad de atender el concepto de la naturaleza de los niños y niñas».

Ambas docentes se han puesto al frente de este proyecto formativo ante la necesidad de impulsar en las futuras generaciones una comunión con la naturaleza basada en la educación. «El alumnado de Ciencias de la Educación sale con necesidad de cubrir otras alternativas a la educación más tradicional y más estándar y es una necesidad que detectan en las prácticas en los colegios, de revitalizar los espacios al aire libre, la necesidad de que la infancia entre en contacto con la naturaleza, pero se ven sin herramientas para llevarlo a cabo de una forma efectiva», indicó la profesora Bautista. «Los niños y niñas deben aprender a escribir, leer, sumar y restar..., todas esas destrezas que la escuela debe cubrir, y la formación del experto trata de combinar esa necesidad de vincular infancia y naturaleza, sin descuidar la parte curricular que debe atender cualquier escuela. Por tanto, la finalidad del experto de Educación en la Naturaleza consiste es preparar a los maestros para que puedan cumplir esa función».

La ULPGC en colaboración con la escuela infantil Bosqueko emprenden en septiembre la segunda edición del título de Experto Universitario de Educación en la Naturaleza, un posgrado que innova el concepto de enseñanza al aire libre

decoration

Como ejemplo, Andamana Bautista citó a una alumna de la Facultad de Ciencias de la Educación que puso en marcha un proyecto para llevar a escolares a Osorio, y en el examen argumentó que ella iba el día antes para dejar materiales y que no se encontraran sin nada. «Hay que entrenar la mirada de la naturaleza para poder explotarla en todo su potencial. Esta alumna estaba a punto de terminar su grado, y no era capaz de ver que la naturaleza en si misma es un recurso. Ese entrenamiento de cambio de mirada es lo que el experto también proporciona, para que se produzca ese aprendizaje en todo su potencial y que no se desperdicien recursos tan valiosos».

Esta iniciativa entre la ULPGC y Bosqueko marca también la diferencia en cuanto al enfoque pedagógico, porque favorece el vínculo infancia-naturaleza a través de la experiencia directa que obtienen los niños y niñas en un medio natural, sin interferencias y de forma prolongada y permanente. «No es lo mismo irnos de excursión, que también tiene sus riquezas y beneficios, que permanecer de forma cotidiana, regular y siempre en el mismo lugar. Van a poder observar todo lo que sucede en los cambios de estación, además de obtener lo que llamamos topofilia, que es el amor por el lugar, la pertenencia al lugar, y esto es lo que luego los niños y niñas van a poder extrapolar al resto del medio natural», indicó Noelia García.

Dota al profesorado de herramientas que refuercen el vínculo entre la infancia y el medio natural, «aportando bienestar, salud y aprendizajes empíricos, significativos y duraderos».

decoration

Con un año académico de duración y 30 plazas, el experto universitario comprende 16 asignaturas o módulos -impartidos por Noelia García, Andamana Bautista, Jose Guzmán, Paz Gonçalves y Katia Hueso-, dirigidos a educar en el medio natural para facilitar el vínculo entre infancia y naturaleza, «aportando bienestar, salud y aprendizajes empíricos, significativos y duraderos. Todos estos beneficios se amplifican, a largo plazo, al conjunto de la sociedad y a nuestro planeta».

Compartir el artículo

stats