Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El próximo paso de la OMS: que el covid deje de ser una emergencia sanitaria

El infectólogo Robert Güerri cree que el organismo "prepara el terreno" para cambiar pronto la calificación de la enfermedad | Aunque el virus ya no es grave, los médicos temen al otoño y que se alargue el colapso de las urgencias al juntarse con la gripe

Cola en un supermercado de Barcelona, el 18 de marzo de 2020, en pleno confinamiento. Ferran Nadeu

El covid-19 dejará pronto de ser una emergencia sanitaria. "'De facto' ya no lo es. Falta que le retiren esa calificación". Lo sostiene Robert Güerri, jefe de sección de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Mar de Barcelona, quien cree que, si la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que "el mundo nunca ha estado tan cerca del fin de la pandemia" (así lo señaló su director general, Tedros Adhnaom Ghebreyesus, la semana pasada), es porque el organismo está "preparando" el terreno para retirar el concepto de emergencia sanitaria. Sin ir más lejos, el presidente Joe Biden anunció el lunes "el fin de la pandemia" en Estados Unidos.

"Yo veo la situación como la OMS. Estamos entrando en una fase de postpandemia. Es una situación nueva que no sabemos qué impacto tendrá en nuestras vidas. Hemos de ver cómo se queda el virus entre nosotros, pero la situación que hemos vivido estos dos últimos años ya ha pasado", explica Güerri a El Periódico.

Los datos demuestran que la pandemia de covid se mantiene en sus niveles más bajos desde que estalló hace dos años. Por ejemplo, este martes, en Cataluña han bajado de 400 los ingresados por coronavirus en hospitales (hay 392 personas, 32 menos que la semana pasada), mientras que en las ucis hay 13 enfermos (cuatro más que hace siete días), según los datos actualizados por la Conselleria de Salud.

Además, en la última semana han fallecido en el territorio siete personas y, eso sí, están aumentando los contagios: ya vuelve a haber más de 3.000 semanales. Pese a que el virus sigue circulando, la presión hospitalaria indica que la enfermedad grave prácticamente ha desaparecido y que la mortalidad ha disminuido mucho gracias, principalmente, a la inmunidad generada por las vacunas.

"Tenemos que ser realistas y llamar a las cosas por su nombre: la situación que hemos vivido en estos años no la vamos a vivir más. Es cierto que puede haber una mutación del virus, pero lo que está circulando ahora y la protección de la población vacunada nos lleva a pensar que el impacto no será como el de tiempo atrás", señala este infectólogo del Hospital del Mar. La sociedad, asegura, no volverá a vivir un confinamiento por covid-19. "En nuestro entorno ya no es un emergencia sanitaria, sino un virus epidémico. Sí, tenemos que ver cómo se comporta. Pero no es una emergencia sanitaria como la de 2020 y 2021".

La OMS apela a tres criterios para declarar la emergencia internacional: que sea una situación extraordinaria, que represente un riesgo para la salud pública de terceros países a causa de la propagación internacional y que precise de la coordinación de una respuesta internacional.

Según Güerri, en los países occidentales la pandemia está en una situación de "estabilidad" y el SARS-CoV-2 afecta de manera grave solamente a personas muy mayores o a aquellas que tienen algún tipo de inmunodepresión. "El virus circula, continúa habiendo positivos en personas sanas. Este es el perfil del contagiado y a lo que nos enfrentamos en otoño, cuando el virus circulará más", apunta Güerri.

Discrepancias con la OMS

Sin embargo, en el mundo médico existen voces que consideran precipitadas valoraciones como las recientes de la OMS. "Siento discrepar. Es verdad que estamos en una fase que hace mucho que no veíamos, en cuanto a número de casos y repercusión, pero de esto a decir el fin de la pandemia me parece, como mínimo, un tanto aventurado. Para mí, fin de la pandemia significaría tener cero casos", opina por su parte Pere Domingo, consultor senior de Enfermedades Infecciosas y coordinador covid del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

Domingo pone el foco en que todavía hay "mucha parte de la población mundial" sin vacunar. Y, también, "reservorios animales". "Ya sabemos que los visones, los hámsters, los ciervos se pueden contagiar. Si hay un reservorio animal, será muy difícil llegar a un control total de la infección. Todos estos condicionantes van en contra de llegar al fin de la pandemia en un plazo corto de tiempo", apunta Domingo. Como Güerri, destaca que la vacuna, en los países occidentales, ha construido un "muro de defensas" ("no solo de anticuerpos, sino también de memoria celular", precisa) que hace que, afortunadamente, el impacto sanitario y la mortalidad por covid sean menores que en otros tiempos.

Preocupación por el otoño e invierno

Los médicos dan por hecho que subirán los casos no solo de covid-19, sino de otros virus respiratorios. "No esperamos un aumento explosivo de infecciones de coronavirus porque tenemos inmunidad colectiva, pero estaremos más en espacios cerrados, hay una relajación de las medidas de contención, y todo esto aumentará las infecciones", dice Domingo.

Desde el Hospital del Mar, Güerri, pese a dar por hecho que el fin de la pandemia está cerca, cree que el coronavirus, que seguirá circulando pese a que deje de ser una emergencia sanitaria, puede generar "situaciones sanitarias complejas". "Habrá brotes en determinados momentos. Cada año vivimos situaciones complejas con la gripe y ahora tendremos el agravante de que habrá dos virus que nos pueden complicar las cosas", sostiene este infectólogo.

Por ejemplo, una de las cosas que teme es que la habitual saturación de las urgencias que se producía cada año, antes de la pandemia, con la gripe se alargue. "En Enfermedades Infecciosas sabemos que, entre enero y mediados de marzo, había siempre dos meses y medio malísimos por la gripe. Las urgencias son caóticas... Quizás ahora este tiempo dure más porque las infecciones de covid empiezan en noviembre. Eso sí nos tiene que preocupar", avanza Güerri. "Nos preocupa mucho que haya una situación de bloqueo constante de noviembre a marzo", finaliza.

Compartir el artículo

stats