La Agencia Estatal de Meteorología en Canarias (AEMET) ha actualizado a las 11.30 horas de este sábado los avisos en el Archipiélago por lluvia de cara a mañana, domingo 25 de septiembre, en las islas de Gran Canaria, El Hierro y La Palma. Una situación que se producirá con las consecuencias ya de lleno de la cercanía al Archipiélago de la tormenta tropical 'Hermine'.

Según la citada actualización, el aviso rojo (el más alto, riesgo extremo) entrará en vigor a las 12.00 horas de mañana en el este, sur y oeste de Gran Canaria, donde se espera una precipitación acumulada de 120 litros por metro cuadrado en doce horas y de 180 litros por metro cuadrado en el mismo espacio de tiempo en el este de La Palma y en El Hierro. En principio, si no se extiende la alerta, la misma estará en vigor hasta la medianoche de mañana (23.59 horas).

Valsendero, en el norte de Gran Canaria, en la mañana de este sábado. LP/DLP

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, destacó ayer que el Archipiélago podría recibir "las peores lluvias en una década".

Desde las 15.00 horas de hoy estará en vigor el aviso amarillo en las cuatro islas de la provincia occidental del Archipiélago hasta la medianoche del sábado o el domingo por tormentas, rachas de viento de 70 kilómetros por hora o precipitación acumulada de 60mm y 15mm en doce horas.

Toda Canarias se encuentra desde la pasada medianoche en alerta máxima por lluvias, tormentas, viento e inundaciones pluviales.

Inundaciones y deslizamientos

"La intensidad y persistencia de las lluvias pueden producir inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra en laderas y zonas de orografía compleja", advierten desde la Aemet.

El ciclón tropical presenta vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora y un mínimo de presión de 1002 hPa, moviéndose en dirección norte a unos 17 kilómetros por hora, precisa la Aemet de información del Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami y responsable de la vigilancia en el Atlántico Norte.

Se espera que continúe desplazándose hacia el norte durante las próximas horas, girando hacia el noreste durante la tarde del domingo para adquirir rumbo noroeste durante la noche del lunes, a medida que se va debilitando. Aunque el centro del sistema no alcanzará el Archipiélago, se acercará lo suficiente como para producir precipitaciones generalizadas, intensas y persistentes, acompañadas de tormenta, durante este fin de semana y el próximo lunes.

Durante todo el episodio que dure el ciclón podrían acumularse en torno a 150-200 mm en las islas occidentales, incluso por encima de 250 mm en algunos puntos. Debido a la intensidad y la persistencia de las precipitaciones, se pueden producir inundaciones repentinas en zonas de barrancos y torrenteras, así como en zonas bajas. Igualmente, no se descarta que se puedan producir deslizamientos de tierra en laderas y zonas de orografía compleja.