Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Un estudio analiza el impacto de la erupción volcánica en la salud

La investigación Isvolcan evaluará las repercusiones en la salud tras la erupción volcánica en una amplia muestra de población adulta durante cinco años

Un momento de la rueda de prensa. | | LP/DLP

El Servicio Canario de la Salud y la Fundación Canaria Instituto de Investigación Sanitaria de Canarias (FIISC), con financiación del Cabildo de La Palma, desarrollarán durante cinco años un estudio que permitirá comprobar la afección de la erupción del Tajogaite en la población adulta de la Isla.

La investigadora del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria y de la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife, encargada del equipo que desarrollará el estudio Isvolcan, Cristo Rodríguez, recordó que la investigación evaluará la incidencia de la sintomatología y complicaciones de salud en la población seleccionada, centrándose en las evidencias previas en otras poblaciones expuestas a erupciones volcánicas, frente al desarrollo a corto y medio plazo de enfermedades cardiovasculares y a un aumento en la mortalidad global tras la erupción de un volcán.

Precisó que desde hace una semana se ha iniciado en el Centro de Salud de Los Llanos de Aridane la toma de muestras a las primeras 700 personas participantes en el estudio, que han sido seleccionadas aleatoriamente en una amplia muestra de población general adulta residente en los municipios de la comarca oeste, atendiendo a criterios que garanticen las características poblacionales de la Isla.

En una primera fase, profesionales sanitarios de Atención Primaria, tanto de Medicina de Familia como de Enfermería, han realizado cuestionarios de salud en los centros de la Isla y vía telefónica para la selección de participantes. En esta segunda fase, se les realizará una prueba de función respiratoria o espirometría con la que se valorará la capacidad pulmonar, una exploración física y un análisis de sangre para evaluar la presencia de metales pesados relacionados con la erupción volcánica.

Cristo Rodríguez aprovechó el acto para lamentarse de la situación en la que habitualmente trabajan los investigadores, apuntando a que «estamos acostumbrados a trabajar en precario», y expresando su decepción con el hecho de que el Ministerio de Sanidad no abriera ninguna línea de ayuda o convocatoria a proyectos de investigación relacionados con la erupción palmera. A pesar de ello decidieron impulsar esta investigación, trasladándole al Cabildo palmero las posibles necesidades económicas, que recibieron respuesta positiva, y permitiendo a un grupo multidisciplinar desarrollar el trabajo.

Los trabajos se desarrollan en dos fases en las que se prevé contar con 2.700 personas

decoration

En el acto también participó el experto en toxicología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Luis Domínguez Boada, quien recalcó que lo más importante es descubrir las afecciones de la población expuesta a la erupción, ya que «nadie sabe cómo ha podido influir en la salud de los palmeros», dijo con rotundidad.

Además, insistió en que el trabajo de investigación se está realizando con población aparentemente sana, no con enfermos con patologías previas, a quienes se les podrán detectar las sustancias tóxicas emitidas por el Tajogaite.

Domínguez se refirió a minerales como el cadmio o tierras raras, de los que se desconoce, dijo, «que consecuencias pueden tener» para la población. Por eso recalcó que es importante monitorizar cuanto antes a esa población expuesta y que ha absorbido estos materiales, así como los efectos que puedan producir a corto y medio plazo.

Entre los efectos que esperan descubrir, Domínguez expresó su deseo de que no existieran, «otra cosa es que ocurran», apostilló. También insistió en que la investigación permitirá conocer el impacto en la población y la adopción de medidas correctoras y preventivas en otra erupción de las mismas características.

Este estudio se integra en la Estrategia Sanitaria de Actuación Inmediata para la isla de La Palma, en el marco del Plan Especial para la Reconstrucción de La Palma, y en él participan como investigadores colaboradores más de una docena de profesionales sanitarios de La Palma.

La investigación analizará las consecuencias que puedan derivarse de la erupción del volcán Tajogaite en la salud de la población, haciendo un seguimiento de los participantes durante los próximos cinco años. Los trabajos se desarrollan en dos fases en las que se prevé contar con la participación de alrededor de 2.700 personas de toda la Isla.

Hernández Zapata destaca la colaboración entre las administraciones locales

decoration

Para ello, se ha seleccionado aleatoriamente una amplia muestra de población general adulta residente en los municipios de la comarca oeste, concretamente en El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Puntagorda, frente a población de la comarca este, residente en Villa de Mazo, Santa Cruz de La Palma y San Andrés y Sauces. Con ello se busca garantizar la representatividad de los núcleos más expuestos y menos expuestos por distancia al volcán.

El director del Área de Salud de La Palma, Kilian Sánchez, destacó la importancia de esta investigación que «contribuirá a conocer cómo pueden afectar a medio y largo plazo las consecuencias del volcán en la salud de la población palmera que ha estado más o menos expuesta a la erupción».

Asimismo, agradeció la implicación de las diferentes administraciones participantes para el desarrollo de esta investigación, así como de las personas de la Isla que han accedido a participar en el estudio. Se refirió a que la investigación cuenta con varias fases de trabajo, estando ya realizándose la recogida de muestras, insistiendo en «la importancia de esta investigación que se aproxima a la población, porque hay pocos volcanes en Europa que hayan tenido una repercusión tan clara en un núcleo urbano».

Por su parte, el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, señaló que la colaboración de la primera Institución de la Isla en este estudio «es una prueba más de la colaboración institucional que existe entre las administraciones de la Isla, y del firme compromiso que tiene este equipo de Gobierno con el bienestar de los palmeros», añadiendo que ese es uno de los ejes principales de la acción de gobierno insular y clave en el Plan de Recuperación. Además, confirmó que este estudio va permitir medir el impacto que está teniendo la erupción del volcán en la salud de los palmeros, «y nos va a ofrecer un análisis integral de las circunstancias en las que ha quedado la Isla tras el largo proceso eruptivo que hemos vivido».

Compartir el artículo

stats