Suscríbete La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Cómeme el donut', la tapa canaria que concursa al certamen nacional

La tapa está hecha con carrillera ibérica con toque canario y asiático

El cocinero Javier Cid Serrano LP / DLP

El cocinero Javier Cid Serrano, de 34 años y afincado en Fuerteventura, representará a Canarias en la XVIII Concurso Nacional de Pinchos y Tapas que se celebra del 7 al 9 de noviembre en Valladolid.

'Cómeme el donut', la tapa canaria que concursa el certamen nacional. Javier Cid Serrano, de 34 años, origen extremeño y afincado en Canarias desde el 2017, representará al Archipiélago en el XVIII Concurso Nacional de Pinchos y Tapas que se celebra del 7 al 9 de noviembre en la ciudad de Valladolid. Lo hará con Cómeme el donut, su propuesta culinaria que promete no dejar indiferente a nadie al ser una fusión única y original. Se trata de un donut de carrillera ibérica, con glaseado de salsa cantonesa y un frosting de queso Maxorata. Toda una simbiosis de sabores donde no falta el toque canario y que el propio autor promete que está delicioso. 

«La idea de la receta surge cuando estaba trabajando en Gran Canaria. Estaba preparando un guiso de carrilleras para un pan brioche que tenemos. En ese momento pasaba mi compañera pastelera con unos moldes nuevos y entre ellos llevaba el molde de un minidonut. Ahí se me ocurrió la idea para el concurso de hacer un donut relleno de carrilleras y tarde un mes en dar con la receta correcta, sobre todo por la masa de fuera que me costó conseguirla como yo quería. De ahí surge la idea», explica el joven.

La tapa 'Cómeme el donut', con la que representará a Canarias LP / DLP

Su propuesta fue la seleccionada entre otras 34 opciones de tapas enviadas desde Canarias al concurso nacional. Con esta será la cuarta vez que se presenta al certamen nacional de tapas. Su primera vez fue en 2019. «En el 2020 fui a la final representando a Gran Canaria y en el 2021 me quedé de reserva, ese año fue un cocinero de Tenerife», explica.

A pesar de la experiencia que tiene, tanto entre fogones como en este tipo de concursos, el joven siente tienes nervios de cara a esta próxima cita. Se presentan 46 cocineros de toda España cada uno con una propuesta original. Durante dos días y en dos turnos, tendrán que cocinar la tapa o el pincho para que el jurado de expertos pueda valorarla in situ. 

Certamen

«La final es del 7 al 9 de noviembre en Valladolid. Entre el 7 y 8 se hace el campeonato nacional. El día 9 por la mañana será el VI Campeonato Mundial de Tapas Ciudad de Valladolid y por la noche es la gran gala y se sabrá quién es el ganador de esta edición. El que gane irá el año que viene al Mundial de pinchos y tapas. Es una oportunidad única. La verdad es que estoy un poco nervioso», admite. De momento, mientras llega el día del certamen, Javier sigue cocinando en hotel Iberostar Playa Gaviotas, en Morro Jable, en el municipio de Pájara en Fuerteventura, donde es segundo de cocina. Desde que llegó al Archipiélago en 2017 no ha parado de trabajar en la cocina de varios hoteles de las Islas desde la cadena Iberostar, donde está actualmente, pasando por la cadena Cordial Hoteles o Barceló. 

«Profesionalmente ir al certamen es un aliciente de cara al trabajo y también para mi propio currículum. Es algo muy positivo desde el punto de vista profesional. Sobre todo por vivir la experiencia, por todo lo que aprendes en el concurso y la gente que conoces allí», detalla.

Experto arrocero

A la hora de elegir un producto o un plato en concreto, Cid se decanta por el arroz y adelanta que le sale riquísimo, sobre todo el risotto. «Es mi especialidad. La verdad es que me queda buenísimo, a todo el mundo que invito a mi casa a comer se lo preparo», confiesa.

Al hablar de su paso profesional por Canarias, Javier Cid solo tiene elogios hacia el Archipiélago, su gente y su gastronomía. «Estoy encantado con las Islas, no puedo quejarme. Estoy contentísimo con la gente de Canarias porque desde el primer momento me he sentido como en casa. Llegue a Fuerteventura el 27 de julio de 2017 solo y desde el primer momento me sentí acogido», subraya. Entre sus objetivos a medio plazo, además de dejar en buena posición a las Islas en el certamen, está ascender profesionalmente a jefe de cocina, una meta para la que trabaja con tesón.

Compartir el artículo

stats