Desde hace una semana, Carlos Navarro, popularmente conocido como El Yoyas tras su paso por la segunda edición del concurso Gran Hermano, se encuentra huido de la justicia desde que el pasado noviembre el Juzgado Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria ordenase su ingreso en prisión para cumplir una pena de cinco años y ochos meses por un delito de maltrato habitual y lesiones a su expareja, Fayna Bethencourt, y los dos hijos que tienen en común.

En contra de la sentencia, el Diario El Mundo, se puso en contacto con el fugado de la Justicia en un remoto bosque donde entrevistó al condenado.

Ante esta entrevista, una de sus víctimas, la grancanaria Fayna Bethencourt se lamenta preguntándose “dónde está la policía”, algo que ni ella ni nadie logra comprender. 

“Confío en la ley y siempre lo he hecho. Confío en que actúen y cojan a esta persona... Yo en el fondo soy una privilegiada y no quiero pensar que otras personas están en la situación de vivir cerca de su maltratador... A nosotros, por suerte, nos separa un aeropuerto. No es una situación agradable y me crea intranquilidad, no te voy a mentir”, declaraba hace unas semanas.

Carlos Navarro, 'el Yoyas' LP/DLP

"Yo me voy a pronunciar de una manera muy sencilla. Con una frase que lo resume todo. La ética periodística de alguno se ha perdido por el bosque como Carlos", ha afirmado.

"Sigo esperando a que actúe la ley. Le han encontrado unos periodistas, así que digo yo que la policía será capaz de encontrarlo", ha expresado acerca de estos acontecimientos que califica que "superan a la ficción". 

¿Qué fue de Fayna tras Gran Hermano?

A pesar de ser el primer expulsado, 'El Yoyas' se convirtió en el concursante más famoso del programa por su actitud agresiva con la que más tarde se convertiría en su mujer, Fayna Bethencourt. Una canaria de 22 años que en aquel entonces trabajaba como guía turístico en Las Palmas.

Tras su salida de la casa por conducta indisciplinaría, el joven, de entonces 24 años, y su novia se convirtieron personajes mediáticos, recorriendo los platós de televisión aireando los trapos sucios de su polémica relación y participando en otros realities como 'La isla de los famosos'.

Fayna y 'El Yoyas'. EP

A pesar de que las constantes broncas que ambos mantuvieron en su estancia en el concurso auguraban un mal final para la pareja, lo cierto es que Fayna siguió a su lado e incluso se casaron y fueron padres de dos hijos.

Trabajó como colaboradora en algunos programas de la prensa rosa como 'Cazamariposas' o '¡Qué tiempo tan feliz!', aunque la popularidad de la joven poco a poco se fue disipando hasta desaparecer por completo de la televisión. Tras esto, abrió su propio negocio de peluquería, que tuvo que cerrar por la crisis y más tarde se convirtió en agente inmobiliario de una conocida empresa en Gran Canaria.

Muy activa en redes sociales, Fayna ha compartido con sus más de 23.000 seguidores algunos de los momentos más importantes de su vida. Así, hubo un momento en el que aseguró que había rechazado ofertas televisivas .

Aunque la canaria no dejó de conceder entrevistas hablando sobre el infierno que vivió junto a su ex. "Mi hija me pidió varias veces que lo denunciara. Con 7 años me dijo: 'Siempre dices lo mismo, que no va a volver a pasar y siempre pasa", declaró en 2020 a una entrevista a la revista Lecturas. 

Las duras palabras de Fayna a Rocío Carrasco: "Un animal herido reconoce a otro animal herido”

"Me cogió y pensé que no me iba a soltar. Fue el día que se rompió todo, aguanté cinco años más. Me asusté muchísimo", añadió a la citada revista