La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medicina

Un ensayo abre la puerta a curar tumores agresivos de mama sin quimioterapia

Un tercio de las pacientes con cáncer HER2+ localizado permanecen libres de la enfermedad sin haber recibido la agresiva terapia

Silvia Regás es una de las pacientes que participa en el ensayo clínico PHERGain-2. Elisenda Pons

Los ensayos clínicos frente al cáncer de mama están teniendo resultados muy esperanzadores. Algunos están enfocados a curar o alargar la vida de los pacientes, pero también hay investigaciones destinadas a averiguar si los enfermos (también lo sufren hombres), al menos una parte de ellos, pueden progresar sin necesidad de recibir quimioterapia o radioterapia, dado que ambas terapias a veces tienen fuertes efectos secundarios, entre otros el más conocido, la pérdida del cabello. Uno de estos estudios, liderado por un equipo español, ha logrado demostrar, por primera vez en la historia, que efectivamente un grupo de enfermos de cáncer de mama puede superar la enfermedad sin recibir quimio.

En concreto, un tercio de los pacientes que han participado en el estudio PERHGain, con tumores agresivos clasificados como HER2-positivo, han alcanzado una respuesta completa patológica, lo que significa la desaparición completa del tumor, sin necesidad de quimioterapia. De ellos, el 98,8% no han recaído tres años después. "Y el único paciente en el que el cáncer ha reaparecido, lo ha hecho con una metástasis local que también tiene tratamiento", según explica a El Periódico, del grupo Prensa Ibérica, el doctor Javier Cortés, uno de los impulsores del ensayo y director del International Breast Cancer Center (IBCC).

Los resultados del ensayo han sido presentados en la 59ª edición del Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO). Hace tres años, el mismo equipo de oncólogos, liderado por el doctor José Pérez, integrante del IBCC, y en el que participa también Antonio Llombart, jefe de servicio del Hospital Arnau de Vilanova de Vàlencia, presentó los resultados de la primera parte del ensayo, que posteriormente fueron publicados en la revista ‘Lancet Oncology’.

En aquel momento, se comunicó que un grupo de pacientes con cáncer de mama HER2-positivo localizado, en torno al 38%, sin necesidad de quimio, alcanzaban una respuesta patológica completa.

Sin recaídas

Pero había que esperar tres años para saber si continuaban libres de la enfermedad a medio plazo. Se les ha hecho un seguimiento y el resultado es que mientras el 95,4% de los pacientes que han participado en el ensayo, hayan recibido o no quimio, no han recaído, en el grupo de enfermos sin este tratamiento la progresión libre de enfermedad es superior, del 98,8%.

Estos datos indican que "la nueva estrategia terapéutica se comporta igual que cuando se trata a los enfermos con quimio", resalta el doctor Cortés.

Tres años puede parecer poco tiempo, pero los tumores con HER2, que suponen entre un 15% y un 20% del total de cánceres de mama, pueden reproducirse en menos tiempo, dado que esta proteína incrementa la agresividad y la posibilidad de desarrollar metástasis. "En tres años empezamos a ver muchas recaídas", explica el director del IBCC. Por ello, ha sido importante seguir la evolución de los participantes en la investigación y los resultados demuestran que "poniendo menos tratamiento" algunas pacientes pueden superar el cáncer "haciendo vida normal, porque sin quimioterapia hay menos toxicidad y, además, se ahorra dinero al sistema".

"Poniendo menos tratamiento, algunas pacientes pueden superar el cáncer haciendo vida normal"

Javier Cortés

decoration

Ensayo adaptativo

Para llegar a estos resultados se ha realizado un ensayo adaptativo, que consiste en ir modulando el tratamiento en función de la evolución del paciente. Han participado 356 enfermos de 45 hospitales ubicados en siete países. El grupo A, formado por 71 pacientes, recibió el tratamiento estándar, que consiste en una combinación de quimioterapia y anticuerpos que actúan contra la proteína HER2. El grupo B, formado por 285 pacientes, fueron los candidatos a no recibir la quimio.

Todos ellos se sometieron a una prueba de imagen PET-TAC tras dos ciclos de tratamiento para observar la respuesta tumoral. Y la respuesta patológica alcanzada es la que determinó el tratamiento a seguir en los pacientes incluidos en el grupo B. "El uso del PET-TAC nos permitió identificar a los pacientes que no necesitaban quimioterapia", abunda el doctor.

El estudio PHERGain, promovido por MEDSIR, empresa que impulsa la investigación clínica independiente en oncología, sigue en marcha para analizar la evolución de los pacientes a más largo plazo. Asimismo, está en funcionamiento el ensayo PHERGain-2, que analiza la posible desescalada terapéutica en pacientes con el receptor HER2 pero con tumores más pequeños, que podría demostrar que no es necesario que reciban quimioterapia un porcentaje mucho mayor de pacientes. "Es otro estudio muy prometedor", explica Cortés.

Al mismo tiempo, el estudio presentado en ASCO abre la puerta a realizar ensayos similares en pacientes con tumores de mama triple negativo, los que peor pronóstico tienen, de tipo adaptativo, para decidir con qué pacientes "escalar", es decir, "ponerles más tratamiento", y con cuáles "desescalar". Todo ello dirigido a proporcionarles una terapia más personalizada y eficaz

Compartir el artículo

stats