La normativa de tráfico ha experimentado cambios significativos este 2023. Con el objetivo de fomentar la reducción de emisiones y garantizar la seguridad vial, se han implementado nuevas sanciones que ya están siendo aplicadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) y los ayuntamientos.

Una de las novedades más destacadas es la entrada en vigor de las Zonas de Bajas Emisiones en ciudades con más de 50.000 habitantes. Para acceder a estas áreas, ahora es obligatorio portar una etiqueta ambiental de la DGT en el vehículo, la cual certifica que cumple con los requisitos establecidos. Si un vehículo ingresa a una de estas zonas sin la etiqueta correspondiente, se enfrentará a una multa de 200 euros impuesta por el ayuntamiento.

"Es fundamental llevar visible en todo momento el distintivo ambiental de la DGT en el vehículo. Aunque la DGT no lo exija expresamente, son los ayuntamientos quienes determinan la cuantía de las multas en este tipo de denuncias", explica Susana Sagra Álvarez, abogada de Pyramid Consulting. "Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid está sancionando con una multa de 200 euros en estos casos. Por esta razón, desde Pyramid Consulting recomendamos recurrir este tipo de sanciones, ya que consideramos que son desproporcionadas", añade.

Además, se ha establecido una nueva sanción dirigida a los usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Ahora, los conductores de estos vehículos también están obligados a someterse a pruebas de alcohol y drogas. En caso de sobrepasar los límites permitidos, las multas serán equivalentes a las aplicadas a conductores de otros vehículos. Si se detecta la presencia de alcohol en el organismo, la multa asciende a 500 o 1.000 euros, dependiendo de la tasa, mientras que en el caso de drogas, la multa es de 1.000 euros.

"Si un conductor se niega a someterse a las pruebas, será denunciado por infracción administrativa. Además, si el conductor da positivo en alcohol o drogas, el VMP será inmovilizado, tal y como sucede con el resto de los vehículos", advierte Sagra.

En cuanto a los límites de alcohol permitidos, la ley establece una tasa máxima de 0,25 mg/l de aire expirado de forma general, mientras que para conductores noveles y profesionales se fija en 0,15 mg/l. Sin embargo, se ha añadido la tasa 0,0 para los menores de 18 años. En el caso de los VMP, solo se permite el transporte de una persona, y durante la noche es obligatorio llevar prendas reflectantes. Circular con dos personas en este tipo de vehículos está sancionado con una multa de 100 euros.

Además, se ha establecido una nueva obligación para los conductores que circulen de noche. Ahora se exige portar una prenda reflectante para garantizar la visibilidad por parte de otros conductores. Conducir sin iluminación ni prendas o elementos reflectantes durante la noche se considera una conducta negligente y se sanciona con una multa de 200 euros.

Estas nuevas normativas y sanciones tienen como objetivo promover la seguridad vial, la reducción de emisiones contaminantes y la conciencia sobre la importancia de un comportamiento responsable al volante. Recuerda cumplir con las regulaciones vigentes y tomar las medidas necesarias para evitar multas innecesarias y garantizar la seguridad de todos los usuarios de la vía.