Multa por exceso de velocidad: estos son los casos en los que la DGT no te puede sancionar

Hay algunas circunstancias que hacen que no te puedan multar en determinados casos

La DGT endurece las multas por exceso de velocidad.

La DGT endurece las multas por exceso de velocidad.

Es cierto que el exceso de velocidad es una infracción común en las carreteras españolas y la Dirección General de Tráfico (DGT) utiliza métodos cada vez más precisos para detectar a los conductores que circulan por encima de los límites de velocidad. Sin embargo, existen algunas circunstancias en las que la DGT no puede imponer una multa:

-Contradicción con una señal de tráfico: Si el radar, ya sea fijo o móvil, contradice la indicación de una señal de tráfico anterior, no se puede imponer una sanción.

-Errores en los datos del infractor: Si los datos del conductor en la multa no están correctamente rellenados, la multa no sería efectiva.

-Calibración y mantenimiento de los radares: Los radares deben estar calibrados y mantenerse correctamente según lo establecido por la ley. Si se demuestra que el radar tiene un mantenimiento deficiente, la multa podría no ser válida.

-Número insuficiente de fotografías: Según la normativa vigente, el radar debe capturar al menos dos fotografías distintas del vehículo infractor como prueba. Si la denuncia solo incluye una instantánea, no sería válida.

-Margen de error no aplicado adecuadamente: Los radares tienen un margen de error de 3 km/h en radares fijos y 5 km/h en radares móviles. Si esta diferencia no se tiene en cuenta correctamente, la DGT no puede imponer una sanción.

Estos son los 50 radares de la DGT que más multan en España

Estos son los 50 radares de la DGT que más multan en España

Peligros por correr demasiado

Es importante destacar que circular a una velocidad adecuada a las condiciones de la vía es fundamental para evitar accidentes y reducir la gravedad de los mismos. La velocidad excesiva aumenta el riesgo de sufrir lesiones graves o fatales en caso de un accidente. La DGT advierte sobre los peligros de conducir a velocidades inadecuadas y promueve el respeto de los límites de velocidad como medida de seguridad vial.