Acabamos de celebrar el Día Mundial del Medioambiente, una iniciativa global de las Naciones Unidas para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todo el mundo.

Uno de los ejes de Binter Social es el cuidado del medioambiente y la contribución a un mundo más sostenible y dentro del mismo, Binter mantiene desde 2019 un acuerdo de colaboración con la Fundación Foresta, una entidad privada sin ánimo de lucro que nace con el fin de recuperar, mantener y conservar las masas forestales de Canarias.

Su trabajo se basa en la reforestación, para frenar el grave proceso de desertización y erosión que sufren las islas, y así recuperar y mejorar el excepcional patrimonio medioambiental canario potenciando su biodiversidad.

Fruto de esa colaboración nació una de las principales acciones de este acuerdo: la plantación de más de 7.000 árboles en las zonas que se vieron afectadas por los incendios ocurridos en Gran Canaria en el verano de 2019.

Recuperar, mantener y conservar las masas forestales de Canarias

Foresta es la única fundación de capital privado que realiza actividades propias de reforestación en Canarias. Gracias a las aportaciones de empresas privadas, la fundación desarrolla varias estrategias de trabajo, profesionales y sociales, enfocadas principalmente a la reforestación de suelos privados, sin olvidarse del suelo público.

En 2023 se realizarán actuaciones en diferentes islas.

Para el desarrollo de su actividad cuenta con el apoyo de los distintos sectores de la sociedad, ya que, gracias a sus actividades dirigidas a todos ellos, la sociedad canaria ya los reconoce como una herramienta útil en la gestión forestal.

En grandes cifras, su actividad ha supuesto la plantación de más de 576.400 árboles, actuando sobre 726 hectáreas y contribuyendo mediante su acción a fijar 5.764 toneladas de CO2 al año.

Implicar a los empleados en la sostenibilidad y el medioambiente

Binter forma parte de la red de empresas que avalan la labor de la Fundación Foresta a través de acciones de voluntariado con los empleados de la compañía. El voluntariado es la columna vertebral del cometido socioambiental de Foresta, de ahí su importancia.

En este 2023 se van realizar diferentes actividades, el 14 de octubre en Gran Canaria con 50 voluntarios, el 21 de octubre en Lanzarote con 30 voluntarios y el 18 de noviembre en Tenerife con 50 voluntarios.

Foresta y Binter ya han plantado más de 7.000 árboles.

Estas jornadas no solo sirven para concienciar y recuperar el patrimonio medioambiental de las islas, sino que están orientadas fundamentalmente a fomentar una serie de valores humanos, ambientales y sociales del principal activo de la empresa y la entidad: las personas.

El trabajo en equipo y la cohesión entre compañeros y clientes en un entorno y circunstancias diferentes a las habituales, así como la búsqueda, esfuerzo y toma de decisiones conjuntas para afrontar experiencias o situaciones nuevas y diferentes al ámbito rutinario de trabajo, son sus objetivos principales. Además, Binter abre el abanico de participantes fomentando la participación de la unidad familiar (padres, parejas, hijos).

#SinContaminaciónPorPlásticos

El lema del Día Mundial del Medioambiente de este año nos recuerda que toda acción que tome la ciudadanía contra la contaminación por plásticos suma al movimiento mundial #SinContaminaciónPorPlásticos. Estas acciones ciudadanas impulsan a gobiernos y empresas a implementar medidas concretas frente a la contaminación plástica.

Es el caso de Binter, compañía que ha apostado por la reducción del uso de materiales plásticos en su servicio a bordo, pasando a utilizar otros más sostenibles.

Binter ha desarrollado una amplia sensibilidad hacia la protección del medioambiente y ha puesto en marcha proyectos pioneros para favorecer la sostenibilidad en su actividad, como la creación del sello de Flota Ecológica, asociado a la renovación de los equipos de tierra de la compañía sustituyéndolos por modelos eléctricos o mucho menos contaminantes, que permiten reducir las emisiones de gases y el consumo de combustibles.

La aerolínea también está inmersa en un proceso de renovación de su flota de aviones, mediante la adquisición de modernos modelos de aeronaves de los fabricantes ATR y Embraer, que mejoran considerablemente la eficiencia, reducen el ruido, el consumo y las emisiones y se adaptan a su tipo de operativa.

Con todas estas acciones se consigue reducir paulatinamente el consumo de combustible y las emisiones de CO2, así como la generación de residuos a la vez que se invierte en la restauración medioambiental de las islas.