Detienen en Telde a un hombre acusado de ganar 10.000 euros con alquileres falsos

Solicitaba a las víctimas pagos inmediatos a modo de reserva o primera mensualidad

Las víctimas efectuaban los pagos por transferencia bancaria o Bizum

La Policía Nacional ha detenido en el municipio grancanario de Telde a un hombre de 38 años, sobre el que constaban catorce requisitorias judiciales, como presunto autor de una estafa relacionada con alquileres de viviendas falsos con los que obtuvo un beneficio de 10.000 euros.

La investigación se inició a raíz de que varias víctimas de estos fraudes, a los que el detenido exigía, antes de mostrarles las viviendas que publicitada en un conocido portal web, pagos inmediatos a modo de reserva o de primera mensualidad, alertaran de estos hechos.

Las viviendas ofertadas en internet por el presunto estafador, que tenía antecedentes por delitos similares, se ubicaban en Las Palmas de Gran Canaria y en San Bartolomé de Tirajana y eran "muy atractivas, ya que estaban bien ubicadas" y se comercializaban "a precios más que asequibles".

Tres meses de engaños

Los datos aportados por las víctimas de los falsos alquileres permitieron comprobar que los pagos se realizaron a través de aplicaciones como Bizum, en algunos casos, y por medio de transferencias bancarias en otros, obteniendo con ellos el detenido un beneficio fraudulento de más de 10.000 euros en los últimos tres meses.

Recomendaciones

Para evitar ser víctima de un fraude de este tipo, la Policía recomienda "sospechar que un precio inusualmente por debajo del mercado puede ser una posible estafa", además de reservar y oagar los alquileres vacacionales a través de una plataforma oficial, y no directamente con al anfitrión.

Realizar los pagos mediante tarjeta de crédito y evita hacer transferencias bancarias, ya que la primera modalidad da una seguridad y la posibilidad de recuperar el dinero.

Comprobar con la propia plataforma que la vivienda es real y, en alquileres de larga temporada, no pagar ninguna fianza o cualquier pago sin haber ido a ver el domicilio.

Además, recalca que antes de realizar cualquier transacción hay que tener firmado el contrato de arrendamiento.