Normativa

El pueblo de Zamora donde falleció una joven de 27 años atacada por una jauría aplicará multas de hasta 200.000 euros por lesiones causadas por perros

El Ayuntamiento de Roales del Pan aprueba por unanimidad la nueva ordenanza municipal de tenencia de animales con el objetivo de "proteger" a los vecinos

El alcalde asegura que la medida se enmarca en el "compromiso" con la familia de Arancha Corcero, que perdió la vida tras ser atacada por perros de pastoreo

García (segundo por la izquierda) con el resto de concejales votan en el último pleno de Roales.

García (segundo por la izquierda) con el resto de concejales votan en el último pleno de Roales. / Cedida

M. J. Cachazo

Hasta 200.000 euros de multa impondrá el Ayuntamiento de Roales del Pan, en Zamora, a los propietarios de los perros que provoquen lesiones muy graves e irreversibles o ingresos hospitalarios superiores a tres días de las personas atacadas por los animales.

Las multas se recogen en la nueva ordenanza reguladora sobre tenencia de animales en el municipio, que ha sido aprobada por unanimidad en el último pleno celebrado por el Ayuntamiento. El alcalde, David García, aseguró que la aprobación de la normativa municipal fue un "compromiso" que adquirió con la familia de Arancha Corcero tras el trágico suceso ocurrido el pasado 23 de octubre, cuando la joven de 27 años y vecina de la localidad, perdió la vida tras ser atacada por varios perros de pastoreo en un camino de concentración situado entre Roales y La Hiniesta.

Reconoció García en la sesión plenaria que el objeto de la nueva ordenanza es "la educación y la prevención", así como "proteger" a los vecinos del municipio e intentar evitar, en la medida de lo posible, que sucesos como el que provocó la muerte de la joven vuelvan a repetirse.

La normativa ha sido adaptada a la nueva Ley de Bienestar Animal, a la que el Ayuntamiento de Roales del Pan "le ha dado la vuelta" y las infracciones que contempla, así como sus correspondientes multas se aplicarán para sancionar a los propietarios que incumplan la ordenanza.

De esta manera, como expuso el alcalde en la sesión plenaria, en el caso de que un animal ataque a una persona causándole lesiones se procederá a sancionar a su propietario, bajo requisito imprescindible de la interposición de una denuncia, la presentación de un parte médico y un atestado de la Guardia Civil.

En el caso de que las lesiones provocadas por el animal sean leves y no requieran una intervención quirúrgica ni ingreso hospitalario, el dueño del perro será sancionado con 501 euros. Si las lesiones provocadas por el animal son graves y requieren una operación o el ingreso en un centro hospitalario, la multa recogida en la nueva normativa municipal oscila entre 10.001 y 50.000 euros.

Infracciones muy graves

La ordenanza aprobada por el pleno también detalla que, si las lesiones provocadas por el ataque de un animal son muy graves y la persona agredida requiere ingreso hospitalario superior a tres días, las secuelas físicas "son de por vida", las multas que podría aplicar el Ayuntamiento de Roales oscilan entre 50.001 y 200.000 euros.

"Arancha no va a volver", pero "en su memoria", como precisó García, el Ayuntamiento tratará de que sucesos como el que acabaron con la vida de la joven no vuelvan a suceder en el municipio y, por este motivo, al margen de las posibles sanciones que podría imponer, exigirá a los propietarios que tengan a sus animales en las "debidas condiciones" porque "son los responsables finales" y los que tienen que ejercer el correspondiente control.

Por otra parte, el alcalde anunció que a la próxima sesión el equipo de Gobierno elevará al pleno la aprobación otra nueva ordenanza municipal, la que regulará la tenencia de "animales peligrosos". En este punto, remarcó que los perros de caza y los de pastoreo están excluidos de la Ley nacional por lo que el Ayuntamiento pretende disponer de las dos "herramientas para "proteger" a los vecinos del pueblo de "posibles agresiones".

De otro lado, el mandatario municipal, aclaró que, si los dueños de los perros atacantes no están empadronados en el pueblo será necesario solicitar la colaboración de otras administraciones y dictar providencias de apremio y embargos para cobrar las multas.

Durante la sesión plenaria, el alcalde anunció también que el Ayuntamiento "comenzará a sancionar" a aquellos propietarios de perros que no recojan los excrementos de la vía pública, a la vez que recordó que, dentro del casco urbano, los animales tienen que ir atados para evitar posibles incidentes.

Homenaje a Arancha

Durante la sesión plenaria, el alcalde también anunció que el futuro centro social o multiusos que se adecuará en la antigua guardería del municipio llevará el nombre de Arancha Corcero. La iniciativa cuenta con el visto bueno de la familia de la joven.

No obstante, García explicó que, una vez se ejecuten las obras para convertir la antigua guardería en centro social, se llevarán a cabo dos inauguraciones. La primera será "a puerta cerrada" para preservar la seguridad y la intimidad de los padres y familiares de la joven, a la que también serán invitados los concejales de la Corporación Municipal.

El segundo acto será "institucional" y, al margen de autoridades, podrán asistir todas las personas interesadas. La pretensión del Ayuntamiento es agilizar la adjudicación de las obras basadas en la rehabilitación del edificio de la antigua guardería para reutilizalo como centro social, con el objetivo de que el municipio pueda disponer de un espacio destinado a celebrar reuniones, actividades o cursos, además de fomentar la convivencia entre los vecinos.

Suscríbete para seguir leyendo