Un médico canario promueve las cirugías poco invasivas en África

El doctor Norberto Santana enseña la técnica a cirujanos del continente

El proyecto ya se ha extrapolado a Oriente Medio con excelentes resultados 

En el centro de la imagen, el doctor Norberto Santana, durante una intervención realizada en Kenia

En el centro de la imagen, el doctor Norberto Santana, durante una intervención realizada en Kenia / LP/DLP

El doctor grancanario Norberto Santana promueve, desde el pasado año, la práctica de cirugías mínimamente invasivas en África. Para ello ha constituido la Sociedad Africana de Cirugía Torácica, una agrupación en la que están integrados otros cinco compañeros de diferentes nacionalidades como miembros fundadores. «Lo que habíamos hecho anteriormente era trasladarnos a los países del continente para realizar nosotros las operaciones. Ahora, el objetivo es enseñarles la técnica a los cirujanos que residen allí para que ellos puedan hacer las intervenciones», detalla el facultativo, que ahora mismo ocupa el cargo de jefe de Cirugía en el Hospital SSMC-Mayo Clinic, en Abu Dhabi, y dirige el Instituto Canario de Medicina Agel (ICMA).  

La iniciativa debutó en Kenia, pero el propósito es extenderla a otras naciones como Marruecos, Egipto, Libia o Uganda. Además, el proyecto se ha extrapolado a Pakistán. «Estamos entrenando a los especialistas de Oriente Medio porque consideramos que también necesitan nuestra ayuda para ofrecerles mejores oportunidades a los pacientes», comenta el experto. Hasta la fecha, han intervenido a siete personas –tres en Kenia y cuatro en Pakistán– y los resultados han sido excelentes. Los procedimientos quirúrgicos que se han practicado han sido pioneros en estos países. 

Según explica, las operaciones que han llevado a cabo son cirugías torácicas videoasistidas de mínima invasión. La última tuvo lugar la pasada semana en Pakistán. «El paciente era un niño de 10 años que tenía una malformación congénita. El esternón se encontraba totalmente hundido, lo que le comprimía los pulmones y el corazón», relata Norberto Santana. Los doctores abordaron el cuadro realizando dos incisiones de tres centímetros para colocar una barra por debajo del esternón. Solo tres días después, el menor recibió el alta. 

Grandes ventajas

Y es que este procedimiento aporta grandes ventajas a las personas que se pueden beneficiar, pues acelera la recuperación y reduce las cicatrices, la respuesta inflamatoria, la alteración del estado inmunitario y las posibilidades de que se produzcan complicaciones. 

«Estos abordajes quirúrgicos del pulmón son más complejos en estos países porque las infecciones recurrentes que sufre la población crea adherencias importantes que dificultan mucho la disección de los tejidos durante la cirugía, ya que la falta de recursos hace que los pacientes accedan muy tarde al tratamiento médico», enfatiza el doctor Santana. 

Entre las principales patologías que han tratado destacan las infecciones pulmonares crónicas, el cáncer y las malformaciones congénitas. La mayoría de los aquejados de infecciones pulmonares tenía estos órganos muy deteriorados por haber contraído tuberculosis de forma previa. 

Por lo que respecta a los pacientes afectados por neoplasias, hay que decir que presentaban tumores en fases avanzadas. ¿El motivo? La ausencia de programas de detección precoz. «Queremos que los compañeros vayan ganando experiencia poco a poco y que se sientan cómodos a la hora de realizar las cirugías complejas. Solo podemos cambiar este panorama a través de la educación», insiste el especialista. 

Tal y como asegura el cirujano, el proceso de formación de los compañeros kenianos y pakistaníes está siendo sencillo. De hecho, los conocimientos que manejan son muy similares, por lo que las diferencias radican en las habilidades quirúrgicas. «Hemos observado que son muy buenos a la hora de practicar cirugías abiertas muy complejas, pero cuando intentan hacer lo mismo con accesos de mínima invasión les resulta más complicado. Por tanto, debemos centrarnos en que consigan dominar la técnica», cuenta el médico canario. El objetivo ahora es que se adhieran al grupo de trabajo más cirujanos para poder llegar a más personas.

Una experiencia gratificante

«Estamos viviendo una experiencia muy gratificante. Hemos tenido una acogida excelente y todos el equipo médico está mostrando muchísimo interés por las cirugías mínimamente invasivas», cuenta el cirujano torácico grancanario Norberto Santana. Según explica el facultativo, una de las operaciones que han practicado consiste en una cirugía premamaria uniportal toracoscópica, una técnica que describió el propio doctor hace unos años. Este procedimiento está pensado para las mujeres y requiere hacer una incisión de entre dos y tres centímetros en el surco mamario para poder extraer una parte del pulmón. «El proceso es mucho menos doloroso que la técnica convencional y además reduce las cicatrices», destaca el especialista, que agradece que un laboratorio farmacéutico haya cedido material para poder hacer estas operaciones. El propósito del colectivo es encontrar inversores que quieran formar parte de este programa de entrenamiento. | Y. M. 

Suscríbete para seguir leyendo