Un estudio avala la eficacia de la tirzepatida en el control de la apnea del sueño

El principio activo, comercializado como Mounjaro, está aprobado para tratar la diabetes y la obesidad

Llegará en unos días a las farmacias de las Islas

Una de las presentaciones de Mounjaro.

Una de las presentaciones de Mounjaro. / LP/DLP

Las farmacias canarias recibirán en los próximos días los lotes de Mounjaro, un nuevo medicamento cuyo principio activo es la tirzepatida, que está indicado para el manejo de la obesidad y la diabetes tipo 2. Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista The New England Journal of Medicine ha demostrado que este componente también produce buenos efectos en el control de la apnea obstructiva del sueño

«Estamos ante un fármaco muy revolucionario, ya que es el primer y único agonista de los receptores GLP-1 –una hormona que se sintetiza a nivel intestinal– y GIP –una proteína–. Esta acción dual hace que sea capaz de ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir el peso corporal, disminuir la ingesta de alimentos, mejorar la sensación de saciedad y, además, ahora se ha abierto una puerta para estudiar en profundidad su eficacia en el control de la apnea», señala el doctor Julián Tamayo, especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Perpetuo Socorro de la capital grancanaria

Según la publicación, entre el 21 de junio de 2022 y el 29 de marzo de 2024 se llevaron a cabo dos ensayos. En ellos participaron 469 personas, que fueron divididas en grupos de forma aleatoria para recibir la tirzepatida o un placebo durante un año. La dosis inicial del principio activo fue de 2,5 mg con una periodicidad semanal, si bien aumentaba en 2,5 mg cada cuatro semanas, hasta alcanzar la cantidad máxima tolerada de 10 mg o 15 mg en la semana 20. 

Participantes

Los participantes en los que las dosis de 10 mg o más produjeron efectos secundarios inaceptables dejaron de tomar la tirzepatida o el placebo, pero se les animó a permanecer en el ensayo. Con base en la misma fuente, el 82,9% de ellos lo completó (un 91,5% en los grupos de tirzepatida y un 74,4% en los grupos de placebo). Los resultados evidenciaron una reducción de hasta 29,3 eventos de apnea entre los consumidores de la tirzepatida con respecto al valor inicial, lo que se tradujo en una disminución de un 58,7%

En el abordaje de la obesidad, hay que decir que Mounjaro también ha demostrado ser más eficaz que los otros dos tratamientos de la misma familia que ya se comercializan: Ozempic y Wegovy. «Los estudios ya han desvelado que el 96% de los pacientes responde con reducciones de peso superiores al 5%, la marca mínima que está fijada para medir la eficacia. Además, cuatro de cada diez pierden más del 25% de su peso», apunta el doctor Tamayo. 

No obstante, para la que la terapia sea eficaz debe ir de la mano de una alimentación sana y de la práctica de ejercicio físico. Por esta razón, es fundamental que los especialistas realicen tareas de acompañamiento y seguimiento. «Hay que tener en cuenta que es necesario adaptar las dietas de los pacientes. Al conseguir retrasar el vaciamiento del estómago, deben comer menos cantidades de alimentos y tenemos que enseñarles a no introducir nutrientes excesivamente calóricos», comenta el endocrino del citado centro de la capital grancanaria.

Según el facultativo, Mounjaro se administra por vía subcutánea en dosis que abarcan entre los 2,5 y los 10 miligramos, una vez a la semana. El producto solo se venderá con receta médica y no está financiado por el Sistema Nacional de Salud (SNS)

De acuerdo con la información que maneja la cooperativa de distribución farmacéutica Cofarca, Mounjaro estará disponible en cuatro presentaciones: 10 miligramos, 7,5 miligramos, 5 miligramos y 2,5 miligramos. Las dos primeras contemplan un coste de 344,91 euros y el resto tendrá un precio de 260,91 euros. 

Como todos los medicamentos, Mounjaro no está exento de efectos secundarios. Tal y como informa el especialista, la mayoría se produce a nivel gastrointestinal, por lo que es habitual experimentar mareos, náuseas y vómitos. «Estos efectos suelen desaparecer a medida que se administran más aplicaciones. De hecho, solo un bajo porcentaje de pacientes tiene que suspender el tratamiento», anota el experto.

Un trastorno muy frecuente en Canarias

Existen diferentes tipos de trastornos del sueño, pero el más frecuente entre la población del Archipiélago es la apnea obstructiva. Algunos casos leves pueden resolverse llevando a cabo un cambio en el estilo de vida. Ahora bien, el tratamiento más pautado es la terapia CPAP, que consiste en una máquina que genera una presión de aire continua a través de una mascarilla, que debe utilizarse a la hora de dormir. «Esta opción es bastante incómoda para los pacientes y no todos la toleran de forma adecuada. Sabemos que las personas que tienen un gran volumen de grasa visceral consiguen mejorar los episodios cuando logran reducir la cantidad de grasa, pero nunca habíamos contado con un medicamento que ayude a manejar este trastorno», afirma el doctor Julián Tamayo, que además advierte de que Mounjaro aún no ha sido aprobado para este uso. «El estudio publicado en The New England Journal of Medicine ofrece unos resultados prometedores. Sin duda, dará lugar al desarrollo de nuevas investigaciones», valora el facultativo. | Y.M. 

Suscríbete para seguir leyendo