Cómo organizar tu armario por estaciones en seis sencillos pasos

Cómo organizar tu armario por estaciones en seis sencillos pasos

Cómo organizar tu armario por estaciones en seis sencillos pasos

Cambiar el armario por estaciones es esencial para sacar el máximo provecho a nuestra vestimenta. Esta práctica no solo nos ayuda a ser más eficientes y ahorrar tiempo a la hora de elegir qué ponernos, sino que también libera espacio al guardar la ropa de la temporada invernal. Si al abrir tu armario te encuentras con la sensación de no tener nada que ponerte, es posible que tu método de organización necesite ajustes. A continuación, te presentamos seis pasos esenciales para mantener el orden en tu armario.

  • 1. Vacía el armario por completo y límpialo por dentro

El primer paso, y quizás el más importante, es vaciar el armario por completo. La ropa de invierno suele ocupar más espacio que la de verano, por lo que es crucial empezar con una limpieza a fondo. Al vaciarlo, asegúrate de pasar un trapo con algún producto de limpieza para eliminar cualquier bolilla de polillas y asegurarte de que la ropa que vuelvas a colocar estará en un espacio limpio.

  • 2. Divide la ropa por categorías

Una vez limpio el armario, selecciona y divide la ropa por categorías. Decide qué prendas desecharás, cuáles guardarás para la siguiente temporada y cuáles dejarás en el armario para usar durante los próximos meses. Esta clasificación te ayudará a tener una visión clara de tu vestuario y a organizarlo de manera eficiente.

  • 3. Guarda la ropa de invierno

Guarda la ropa de invierno por categorías para facilitar su organización la próxima temporada. Utiliza cajas o bolsas de plástico grandes que se puedan cerrar herméticamente. Un truco útil es utilizar un aspirador para quitar el aire de las bolsas donde guardes los abrigos, de modo que ocupen el menor espacio posible.

  • 4. Saca la ropa de verano y pruébatela

Saca la ropa de verano y sepárala en categorías. Pruébate todas las prendas para asegurarte de que aún te quedan bien y decide deshacerte de aquellas que ya no son de tu talla o que crees que no volverás a usar. Esto te ayudará a mantener un armario funcional y actualizado.

  • 5. Selecciona las prendas que pondrás en tu armario

Con más espacio en el armario tras guardar la ropa de invierno, selecciona las prendas de verano que usarás con frecuencia. Aprovecha para incluir bolsos, zapatos y otros accesorios que puedas necesitar. Mantén las prendas bien organizadas para facilitar su acceso y conservación.

  • 6. Arregla o dona la ropa que no te queda bien

La ropa a menudo está cargada de recuerdos y emociones. Decide qué hacer con las prendas que ya no te quedan bien: conservarlas, donarlas o venderlas. Considera donar la ropa a campañas de recogida o instituciones benéficas, para que otras personas puedan darle un buen uso.