La Policía Nacional ha desarticulado en Don Benito (Badajoz) una red de marroquíes y españoles dedicada a la falsificación documental y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, con la detención de 13 personas. A los 13 ciudadanos arrestados, en su mayoría de origen marroquí, se ha unido la imputación a más de 30 personas.

La investigación de los hechos se inició a finales de 2010, cuando por gestiones practicadas los agentes actuantes detectaron que ciudadanos marroquíes entregaban masivamente un documento común justificativo de su estancia en España por un periodo de más de tres años, con el que solicitaban el permiso de residencia por arraigo social.