El descubrimiento de una olla en la acera, pegada a una palmera, próxima al auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria, originó la intervención ayer por la tarde del grupo Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Policía Nacional y el cierre de la circulación durante algo más de una hora por las calles cercanas al Auditorio. Todo fue una falsa alarma, pero durante el operativo montado hubo una mezcla de nervios y curiosidad.

Agentes de un coche patrulla de la Policía Local descubrieron sobre las 18.00 horas la olla junto a una palmera y cerca de la entrada del mencionado inmueble cultural y alertaron a sus superiores. La Policía Local optó por acordonar toda las zonas próximas al Auditorio e impedir la circulación del tráfico en la calle Industrial José Sánchez Peñate y en un tramo de la carretera de El Rincón. Además, se avisó al Cuerpo Nacional de Policía, cuyos agentes llevaron a un perro que dio señales de que podría haber algo sospechoso.

De esta manera, los agentes del Tedax intervinieron con su robot, que se acercó a la olla y se comprobó que no había ningún artefacto explosivo.

La intervención de los efectivos atrajo a cientos de curiosos que observaban, la mayoría, desde las terrazas del centro comercia cercano al Auditorio. El tráfico en la zona se normalizó sobre las 19.30 horas.