El concejal de Seguridad y Movilidad Ciudadana, Ángel Sabroso, apunta que las causas del derrumbe de un techo en un edificio del barrio de Las Rehoyas fue debido al excesivo peso de unos bidones de agua. El concejal realizaba estás declaraciones a primera hora de la mañana.

El concejal de Seguridad explicó que durante el día de hoy se retirarán los bidones del edificio afectado en la calle Santa Lucia de Marillac y que se procederá a la demolición del forjado del techo de la escalera que se desplomó por tratarse de un forjado antiguo, ya que es anterior a otro construido por la comunidad de vecinos, según han advertido los técnicos municipales.

Así mismo, la concejala de Urbanismo, María del Carmen Hernández Bento, ha asegurado que desde el Ayuntamiento se ha actuado con la mayor "celeridad posible" para devolver las condiciones de seguridad al edificio.

La concejala informó a su vez que ayer se barajó la posibilidad de apuntalar el techo para evitar el desalojo, pero posteriormente se decidió evacuarlo para mayor seguridad.

Desde el Ayuntamiento se irá informando a lo largo del día a la familias sobre las obras iniciadas en el inmueble, situado en la calle Santa Luisa de Marillac, en Ciudad Alta, construido hace unos cincuenta años por el Patronato de Viviendas Francisco Franco.

Según la concejala de Urbanismo y también primera teniente, el Ayuntamiento procederá a la revisión de los edificios colindantes construidos también por el patronato para mayor seguridad de sus inquilinos.

REALOJO. Los vecinos de la capital grancanaria desalojados podrían volver hoy a sus domicilios, según ha informado la concejala de Urbanismo, María del Carmen Hernández Bento.

La concejala, que ha visitado hoy el edificio, espera que los trabajos que se llevan a cabo en el forjado queden concluidos hoy y permitan el realojo de las ocho familias que han tenido que pasar la noche fuera de sus casas, según declaraciones efectuadas por la edil y facilitadas a Efe por el gabinete de prensa del Ayuntamiento.

De las ochos familias desalojadas, seis pasaron la noche en casas de familiares y dos fueron acogidas en el albergue de San Antonio, situado en el barrio de Vegueta, han indicado fuentes del gabinete de prensa.

Según las fuentes, está previsto que los habitantes de las viviendas puedan acercarse a sus casas para coger los enseres que precisen, según las fuentes.