El secretario general del Partido Popular de Canarias, Asier Antona, acusó hoy al presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, de ser el principal responsable político de la reactivación del incendio que afecta a la isla, al haber rebajado el nivel de alerta cuando aún no estaba extinguido.

"Casimiro Curbelo actúa como un incendiario político" por intentar "desviar la atención" y culpar a otras administraciones, "cuando él es el principal responsable político de la reactivación del incendio", afirmó Antona en un comunicado.

Subrayó el dirigente del PP canario que "fue Curbelo y sólo Curbelo" quien el 8 de agosto "anunció que el incendio estaba prácticamente controlado y que la competencia en su extinción debía regresar al Cabildo en detrimento del Gobierno de Canarias".

Según Asier Antona, "nunca debió reducirse el nivel de alerta del incendio de La Gomera ni, en consecuencia, prescindir de medios técnicos y humanos aportados por los gobiernos regional y nacional que hubieran sido definitivos" para extinguir el incendio.

"A la imprudencia de Curbelo de relativizar el riesgo del incendio hay que sumar la irresponsabilidad política de pasearse por la isla haciéndose fotos con el presidente y el vicepresidente del Gobierno de Canarias mientras transmitía nuevamente que el incendio era pasado y que había llegado la hora de evaluar los daños y solicitar ayudas económicas para los damnificados", agregó.

Para Antona, "el miércoles pasado nos acostamos con el fuego prácticamente extinguido, según el Cabildo Insular y el Gobierno de Canarias, y sólo dos días después el incendio se había reactivado con mayor virulencia, y desde entonces La Gomera está siendo devastada por las llamas".

"Lo que no podíamos imaginar es que el principal responsable político de esta tragedia se convirtiese en un pirómano político que pretende expiar sus culpas en otras administraciones", indica Antona.

Según el dirigente del PP canario, el Gobierno central aporta medios técnicos y humanos siempre que el Gobierno de Canarias se lo solicita, "porque el objetivo esencial es combatir el fuego y más adelante, cuando el incendio esté extinguido, será el momento de exigir responsabilidades".

"En estos momentos, lo que verdaderamente sobra en La Gomera y en Canarias son pirómanos, en el monte y en las instituciones", consideró Asier Antona.