Un interno con una patología mental grave de la cárcel de Salto del Negro agredió ayer a tres funcionarios del centro en momentos distintos del día, según denunció la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) de Las Palmas en una nota.

El primer ataque del interno, que responde a las iniciales de E. P. G., ocurrió a primera hora de la mañana, durante el reparto del desayuno. En ese momento, el prisionero del módulo 9, que alberga a internos de perfil reincidente, "agredió a un funcionario dándole dos cabezazos en la frente sin mediar palabra", explica la asociación sindical.

Los golpes hicieron que varios compañeros corrieran a detener al interno pero, "mientras se le reducía, agredió a otros dos trabajadores" más, continúa el escrito de denuncia de Acaip.

La agrupación recuerda que "este incidente grave con agresión a funcionarios no es nuevo". Los problemas con E. P. G., sin embargo, no terminaron después de ser reducido. En el departamento de aislamiento al que fue conducido volvió a pegar a otro funcionario de prisiones. En este caso, todo sucedió cuando era cacheado. En aquel momento, "volvió a dar un cabezazo al primer funcionario, a la vez que lanzaba puñetazos a diestro y siniestro, y le escupía en la cara al Jefe de Servicio", explica con detalle la nota.

Los tres funcionarios que fueron atacados por este interno debieron ser atendidos por los servicios médicos en la enfermería del centro pero, la gravedad de sus heridas y dolencias, hizo que tuviesen que acudir a "un centro sanitario exterior", precisa Acaip.

Los funcionarios, tras su paso por el médico, no volvieron a la prisión, por lo que los compañeros del sindicato entienden que "permanecerán de baja médica durante un tiempo ya que, a las heridas físicas, tienen que sumarle el trauma consiguiente de sufrir una agresión en su propio centro de trabajo, algo que no es agradable para nadie", concluyen la nota a la vez que piden una condena por atentado.