Este miércoles 5 de diciembre se ha producido un apagón generalizado en toda la isla de Gran Canaria que ha dejado sin luz durante una media hora a la mitad de los municipios a causa de una avería en el servicio eléctrico, según informa Endesa. El corte, que se produjo en torno a las 9.00 horas, ha dejado incidentes anecdóticos como el apagado de los semáforos o comerciantes que no podían entrar o salir de sus locales a través de las puertas eléctricas.

En Las Palmas de Gran Canaria, el servicio se recuperó en algunas zonas de la ciudad pasados entre 15 y 20 minutos. Sin embargo, a las 10.00 horas, Endesa reconocía que aún tenía clientes sin luz en el noroeste de Gran Canaria, en Arguineguín, en Telde, en las Medianías y en el sureste, porque también se ha visto afectada la subestación de Carrizal, de la que depende el suministro de Agüimes, Ingenio y parte de la ciudad de Vecindario. A las 11.10 horas aún seguían sin luz los municipios de Telde y Valsequillo. Fuentes de Endesa aseguran que el servicio fue repuesto en su totalidad a las 11.30 horas de este miércoles.

Según la compañía eléctrica, los primeros indicios apuntan a un fallo que tiene como "origen las instalaciones de Red Eléctrica de España (REE) de alta tensión". En concreto, el error habría ocurrido en la subestación que esta empresa tiene en el Barranco de Tirajana, "lo que ha colapsado el servicio en buena parte de la isla".

Ese incidente provocó que se desconectaran varios grupos de generación de la central de Endesa en Juan Grande, lo que dejó sin luz, literalmente, "a media isla", según reconoce la propia eléctrica del grupo Endesa.

Por otro lado, la Policía Local de la capital grancanaria y el Centro de Coordinación de Emergencias CECOES recibieron varias llamadas de petición de ayuda de personas atrapadas en ascensores e incidentes similares sin que se hayan registrado ciudadanos heridos o algún accidente grave.