El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tapó en la tarde de ayer un boquete de medio metro de longitud que se abrió junto a una alcantarilla de la avenida César Manrique de Lomo Los Frailes. Los operarios municipales instalaron provisionalmente una plancha de metal para evitar accidentes con peatones y vehículos al situarse la incidencia en un paso de cebra, a la espera de que sea subsanada definitivamente.