Un grupo de turistas que viajaba en una guagua se llevó en la tarde de este sábado un buen susto cuando el vehículo se incendió por algún problema de motor a la altura de una clínica privada de San Agustín (GC-500), en San Bartolomé de Tirajana.

Los ocupantes pudieron salir a tiempo antes de que el fuego calcinara gran parte del automóvil de una empresa privada, que obligó a los bomberos a emplear unos 4.000 litros de agua. El suceso ocasionó grandes retenciones.