Agentes del Grupo Operativo de Intervención y Apoyo (GOIA) de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria lograron detener en la madrugada de ayer a tres personas que presuntamente participaron en una reyerta frente a una discoteca de la calle Luis Morote, en el barrio del Puerto, en la que participaron al menos ocho personas y una de ellas, de 21 años y vecino de La Isleta, resultó herida con una cuchillada en el abdomen y numerosas heridas en el rostro, síntomas de que había recibido una paliza.

Los hechos ocurrieron sobre las 02.15 horas de ayer a la altura del número 50 de la citada calle. A esa hora, allí se aglomeraba una gran cantidad de jóvenes frente a un negocio de ocio nocturno cuando se inició una pelea entre dos grupos formados por cuatro personas cada uno. Durante la misma, según indicaron los testigos a los equipos de emergencia que se presentaron en el lugar, se utilizó un cuchillo, aunque estos no supieron aclarar qué bando era el que lo portaba, según informaron fuentes policiales.

En el lugar se presentaron primero miembros del GOIA de la Policía Local, quienes recibieron la alerta por parte de testigos de los hechos cuando realizaban un control cerca de esta zona del Puerto.

Cuando acudían al lugar, lograron interceptar a tres jóvenes, todos ellos vecinos de la capital, que huían corriendo por el cruce de las calles Bernardo de la Torre con Luis Morote, y que posteriormente fueron identificados por los testigos como tres de los presuntos implicados en la reyerta.

Al personarse los agentes en el lugar de los hechos se percataron de que un joven, identificado como A. E. C. G., de 21 años, se encontraba en el suelo, sangrando abundantemente por la cabeza y sentado junto a un charco de sangre. Asimismo, presentaba numerosos golpes en la cara, con la nariz rota y una puñalada de aproximadamente cinco centímetros en el costado derecho de su cuerpo, según las mismas fuentes.

De inmediato se dio aviso al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112 de lo ocurrido, que movilizó una ambulancia de soporte vital básico del Servicio de Urgencias Canario (SUC). Los técnicos sanitarios atendieron en un primer momento al herido en el lugar de los hechos, para posteriormente proceder a su traslado hasta el Hospital Doctor Negrín de la capital grancanaria, según informó el 112.

Los agentes del GOIA comenzaron entonces una investigación para conocer lo ocurrido, entrevistándose con varios jóvenes que habían presenciado la pelea, tanto amigos de la víctima como acompañante de los presuntos agresores. Sin embargo, tanto una parte como la otra se echaban la culpa. Uno de ellos aseguró que fue el propio herido el que inició la reyerta y el que portaba el arma blanca, aunque también otros testigos apuntaron a que fueron los ahora arrestados los que sacaron el cuchillo que, sin embargo, no fue hallado en las inmediaciones del lugar de los hechos, apuntaron las fuentes policiales.

Por su parte, Jaime Quintana, propietario de la discoteca, señaló que la pelea ocurrió en la otra acera de la calle y fue "cosa de diez segundos", que "no parecía revestir gravedad". Agregó que "los policías llegaron muy rápido".

Está previsto que los tres apresados presten declaración mañana ante el juez de guardia.