Un pescador identificado como Remigio G. C., de 36 años, vecino de La Matanza, perdió ayer la vida mientras cogía lapas en la zona conocida como Callao de la Soga, en el citado municipio del norte de Tenerife. El fallecido estaba solo e iba provisto de un traje de neopreno. La alarma saltaba sobre las 14.00 h cuando su mujer comenzó a preocuparse al no tener noticias de Remigio. Un primo de la víctima que vive en las proximidades se arrojó al mar y poco después localizaba el cuerpo de la víctima encallado entre unas piedras. A. H.