Elisa María Abruñedo, la mujer de 46 años que desapareció el domingo y cuyo cadáver fue hallado posteriormente, fue violada y acuchillada en una zona boscosa a escasos metros de su casa, en Lavandeira, en el municipio coruñés de Cabanas. La mujer fue agredida con un arma blanca y su cuerpo, parcialmente desnudo, mostraba signos que apuntan a una violación, un extremo que deben analizar y corroborar los forenses. La víctima estaba casada y tenía dos hijos. Efe