José Manuel S. H., el hombre que presuntamente el sábado de la semana pasada asestó dos puñaladas a Andrés A. L. en el cuello con una botella rota cerca del parque de Santa Catalina tras un mogollón, se encontraba en libertad provisional gracias a un tercer grado penitenciario cuando ocurrieron los hechos. La titular del juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria, María Isabel de Vega, ordenó ayer el ingreso en prisión para el agresor, de 42 años y natural de Las Palmas de Gran Canaria, que además cuenta con un amplio historial delictivo.

"No tuve problemas para saber quién era entre las cinco personas durante el reconocimiento de hoy [ayer, para el lector] en los juzgados". Así de claro se expresó ayer Andrés A. L., el joven colombiano de 25 años que asegura que tras recibir la agresión estuvo a punto de morir. Ocurrió el pasado 8 de marzo cuando tras una noche en la que Andrés disfrutó del penúltimo mogollón del Carnaval decidió, sobre las diez de la mañana, despedirse de sus amigos e irse a su casa situada en la zona Puerto.

Tras cruzarse con José Manuel S. H. cuando caminaba por la intersección de las calles Secretario Artiles y Nicolás Estévanez, este último le atacó por la espalda sin mediar palabra con una botella rota y le asestó dos cuchilladas en el cuello que le dejaron herido. "Después de que me atacase por detrás, le vi bien la cara. Cierto que iba disfrazado de mujer, con una peluca y un panti -ambos de color negro-, pero vi bien su cara y no la olvido", comentó ayer Andrés A. L.

Y es que el presunto agresor había huido corriendo del lugar de los hechos. Pero varios testigos pudieron dar su descripción. Era un hombre, con un gran tatuaje que comenzaba en una mano y acababa en la espalda, disfrazado de mujer y que había tenido varios encontronazos con otras personas durante la noche. Además, un taxista también lo identificó y señaló a los policías que lo había trasladado hasta Las Torres.

Andrés A. L. logró salvar la vida después de ser trasladado al Hospital Doctor Negrín, donde fue operado de urgencias debido a la gravedad de las lesiones y la gran cantidad de sangre que había perdido. Allí permaneció ingresado hasta el pasado miércoles, cuando recibió el alta.

Por su parte, el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Norte de Las Palmas de Gran Canaria pudo dar el lunes con el presunto agresor, José Manuel S. H., que cuenta con 34 antecedentes policiales, según informó la Policía Nacional ayer en una nota. La juez ordenó ayer su ingreso en prisión preventiva. En ese comunicado también se indicó que este mismo equipo, dos semanas antes, detuvo a M. R. G. S., de 33 años y natural de la capital, por haber causado heridas muy grave a otro hombre en el rostro, cuello y costado. El apresado fue enviado a la cárcel.