El número de bebés fallecidos por falta de oxígeno en incubadoras de un hospital del este de Pakistán aumentó a 19, después de que otros tres recién nacidos murieran ayer, informó a Efe una fuente del centro sanitario. Otros diez niños, del medio centenar que permanecen ingresados tras haber nacido prematuramente, se encuentran "en condición crítica" en el Hospital Universitario del Distrito de Sarghoda en la provincia de Punyab, dijo un portavoz que prefirió mantenerse en el anonimato. "El hospital admite a cualquier niño que se encuentre en estado crítico, pero la sala infantil sólo cuenta con 26 incubadoras precarias y 50 camas, que los menores comparten entre dos", manifestó a Efe un administrador del centro, Ejaz Akram, cuando el miércoles se produjeron las ocho primeras muertes de niños.