Los equipos de rescate tuvieron que salir ayer al rescate con la ayuda de un helicóptero de un grupo de cinco senderistas que se habían quedado atrapados en una ladera del Parque Rural de Anaga, en Tenerife. Y dos horas antes tuvieron que auxiliar también a otra mujer que estaba de pateo en la misma zona, y que había sufrido un fuerte golpe en un tobillo por una caída.

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibió la primera señal de alerta pasado el mediodía. La llamada avisaba de que una deportista se había lesionado en el barranco de Afur, en la zona Anaga, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife. La mujer tenía herida una pierna en una zona de difícil acceso.

Los servicios de emergencia se activaron de inmediato para auxiliar a esta caminante de 58 años, que se encontraba en una zona de difícil acceso. Para ello se recurrió a los bomberos y a la Unidad de Montes de Santa Cruz, junto a efectivos de Policía Local, el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) Tierra, y a voluntarios de Protección Civil de la localidad.

La senderista fue evacuada del barranco de Afur, en Anaga, hasta la carretera, donde esperaba una ambulancia del Servicio de Urgencias. Y tras las primera curas, fue trasladada al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria.

Pero no iba a ser la única alerta con caminantes como protagonistas. El teléfono de urgencias sonaba sobre las dos y media de la tarde con una nuevo aviso, que hablaba de que un deportista se encontraba en apuros tras una caída, y quedar atrapado en una ladera en un barranquillo de Los Morales, en el Parque Rural de Anaga, en La Laguna. Al mismo tiempo, el informante comunicaba que sus tres compañeros se habían salido del recorrido establecido, y no encontraban la salida.

El dispositivo se desplegó por tierra y por vía aérea, debido a las dificultades orográficas para llegar hasta esta zona arbolada.

El helicóptero del GES se aproximó hasta el lugar y evacuó al joven, siendo trasladado luego hasta el aeropuerto Tenerife Norte, donde una ambulancia lo llevó al Hospital Universitario de Canarias con un parte de policontusiones de carácter leve.

Los otros tres jóvenes senderistas se habían desorientado también. Se trataba de dos mujeres y un varón, que fueron ayudados a salir del Parque y conducidos hasta el casco de La Laguna por efectivos de Bomberos, en colaboración de la Policía Local. En su caso, no fue necesaria la asistencia sanitaria, según la misma fuente.