Dos amigos, identificados como Oscar Febles Padrón de 71 años y Mario Lima Gil, de 64, vecinos de Guarazoca y El Mocanal, en Valverde que se encontraban pescando con caña desde el acantilado murieron ayer ahogados al caer al mar en la zona del Roque del Guanche, en las proximidades del Pozo de las Calcosas, en Valverde de El Hierro.

Una llamada recibida a las 14.48 horas en el teléfono de emergencias 112 alertaba de la presencia de un cuerpo flotando en el mar en la citada zona, por lo que desde el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad se activó un dispositivo de búsqueda y localización.

Fue otro pescador el que alertó del hecho al observar justo delante de donde se encontraba el cadáver de uno de los pescadores.

El helicóptero de rescate del GES localizó a la víctima y uno de sus efectivos logró izarlo hasta la aeronave para trasladarlo hasta la helisuperficie del Hospital Nuestra Señora de los Reyes, donde se confirmó su fallecimiento.

Esta persona estaba pescando desde tierra en la zona junto a otro hombre, por lo que el helicóptero regresó al lugar y finalmente localizó el otro cuerpo también en el agua. Tras evacuarlo al mismo centro sanitario, también se confirmó que estaba fallecido.

En el operativo participaron efectivos del GES, agentes de la Policía Local y la Guardia Civil, sanitarios de una ambulancia de soporte vital básico del Servicio de Urgencias Canario (SUC), así como el médico del Centro de Salud de Valverde y personal del Hospital Nuestra Señora de los Reyes.

Los fallecidos son personas ampliamente conocidas en la sociedad herreña dado que Oscar Febles tenía un barco de gran porte atracado en el Puerto de La Estaca y tuvo una tienda de muebles. Deja viuda y dos hijos, una de las cuales trabaja como enfermera en el Hospital Nuestra de los Reyes.

Su amigo Mario Lima, casado, tenía cuatro hijos, uno de ellos trabaja como policía local de Santa Úrsula hasta que pudo regresar a su isla natal donde apenas llevaba unas semanas. Precisamente, el fallecido había adquirido un negocio de su amigo, el cual gestionaba otra de sus hijas. Hasta el lugar se desplazaron efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valverde que se hizo cargo de las diligencias, así como el titular del Juzgado de Instrucción de la capital herreña, que ordenó el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado hasta el hospital de la Isla para la práctica de la autopsia.

Bañista en apuros

Por otro lado, un alemán de 76 años pudo ser rescatado poco antes de las 11 de la mañana en la Playa de Puerto Naos, en el municipio palmero de Los Llanos de Aridane, cuando se encontraba en serios apuros. El hombre fue auxiliado primeros por dos socorristas, que lo tenían sujeto a una tabla. Y, posteriormente, pudo ser rescatado con una hipotermia de carácter menos grave con el helicóptero del GES, siendo trasladado al Hospital General de La Palma.